ATLÉTICO DE MADRID

Felipe, el fichaje más rentable

El central llegó del Oporto con la complicada misión de hacer olvidar a Godín. Felipe es vital en el equipo de Simeone, es el cuarto que tiene más minutos y es un ídolo para la hinchada.

Godín es Godín. Yo vengo al Atlético a hacer mi propia historia”. Con esas palabras en la boca, se bajaba el pasado verano Felipe Augusto Monteiro (Mogi das Cruzes, Brasil, 30 años que serán 31 el próximo 16 de mayo) de un avión en Madrid. Y su historia en el Atlético no ha podido tener un inicio mejor: el central es, sin duda y de lejos, el mejor fichaje de los ocho que hizo el club rojiblanco ante la diáspora de jugadores que eran mitos (Godín, Juanfran, Filipe) y que también alcanzó el tiempo la pasada temporada.

Mejor que Hermoso, mejor que Trippier. Mejor que Lodi, mejor que el prácticamente inédito Saponjic. Mejor que su compañero en el Oporto Herrera y mejor que Llorente (quien marcó dos goles en Anfield para encumbrarse). Mejor que João Félix, incorporación estrella que costó 127 millones. 20 se pagaron por Felipe al Oporto. Con contrato hasta 2022, cada céntimo está justificado. No es Godín, no, pero el jefe de la defensa del Atlético hoy sí que es él.

Con buen pie no se inició. Giménez y Savic iniciaron la temporada por delante, por experiencia y por galones. En los cinco primeros partidos del Atlético (cuatro de Liga y uno de Champions) jugó un minuto. Un minuto en Leganés en el que casi se marca en propia puerta. Peor imposible. “Yo seguí mi trabajo”, confesaba hace unos días el propio futbolista a Goal.com, “siempre con la boca cerrada y haciendo lo que me pedía el Cholo”. Era sábado 21 de septiembre, seis de la tarde, cuando todo cambió para siempre.

El Atlético jugaba en Balaídos frente al Celta y Simeone le daba al portugués la titularidad. Su poderío por alto sobresalió. Un titán en su área y la contraria. Suplente en dos de los tres partidos siguientes, a partir del Atleti-Valencia, voilá, no se volvió a sentar en cuatro meses, 21 partidos, 1.950’ seguidos con dos prórrogas (Supercopa, Madrid, y Copa). Y si lo hizo fue por acumulación de amarillas (suma 9 en todas las competiciones). Su compañero puede variar, ahora Savic, entonces Giménez, con las lesiones de ambos, Hermoso, pero el fijo es él. “Cuando surgió la oportunidad de jugar, lo hice lo mejor posible y me gané su confianza. Simeone comenzó a verme con otros ojos”, aducía en Goal.

Cuarto jugador más utilizado por el Cholo en la temporada, con 2.791 minutos totales y sólo por detrás de palabras mayores: Saúl, 3.420’; Oblak, 2.366’; y Thomas, 2.859’. Es además, según datos de Opta, es el 6º futbolista en LaLiga en despejes, con 109, lista encabezada por Salisu, 136). 5,19 por partido, además de ganar el 74% de los duelos aéreos, 5,5 de los individuales por partido y le regatean una vez cada cuatro. Superarle sólo lo hacen un 0,4 por encuentro. Y ha celebrado dos goles con voltereta de capoeira, su celebración. Ocho meses lleva en el Atleti y ya ha vuelto a la selección. Desde 2018 no era convocado.