REAL MADRID

Los fondos del estadio Santiago Bernabéu ya están sin techo

Antena 3 mostró el estado de las obras del estadio madridista desde una toma aérea. Las obras regresaron el pasado martes tras estar dos semanas paradas por la crisis del Coronavirus

Madrid
0

Antena 3 ofreció ayer en sus informativos la vista aérea de Madrid, focalizando la zona del barrio de Chamartín. Se contemplaba la inusitada tranquilidad de la capital, sin personas en la calle y poquísimos coches circulando, si acaso en el Paseo de La Castellana. Pero al pasar la instantánea sobre el Bernabéu se pudo comprobar el avance de las obras del mismo, dado que por primera vez se constata que ya no queda nada de techado ni en el Fondo Norte ni en el Sur. Las grúas de 45 metros de alto instaladas hace tres meses han ido desmontando pieza a pieza las dos viseras, quedando ahora esa parte de la grada como era antes de la remodelación que se hizo para el Mundial de España en 1982. Sólo aguantan de momento la visera corrediza del lateral de La Castellana y el techo que se instaló en el lateral del Cuarto Anfiteatro que da a la calle Padre Damián.

Después se procederá al derribo de las Torres B y C, que dan a la fachada principal. A pesar de haber estado detenidas dos semanas las obras por la orden dada por el Gobierno en mitad del estado de alarma, el pasado martes regresaron los obreros a la faena (el día anterior ya se trabajó en el interior de las instalaciones para organizar la vuelta a la actividad), guardando los protocolos de seguridad impuestos por Sanidad para evitar que el coronavirus haga estragos también en el gremio de la construcción.

En el Madrid se espera poder cumplir los plazos previstos para la obra (en principio acababa en otoño de 2022), aunque no es descartable que estas anomalías lógicas forzadas por la COVID-19 puedan retrasar unos meses la apertura de un Bernabéu espectacular, como se comprobó en el vídeo que esta semana publicó el club en sus Redes Sociales para evidenciar y hacer pública la fe y la esperanza en poder culminar una obra que volverá a convertir al Bernabéu en un referente mundial tanto futbolístico como arquitectónico.

Además, el club no tiene que empezar a pagar la obra hasta julio del año 2023 (un primer pago de 29,5 millones de euros), que quedará saldado en su totalidad en 2049 para un total de 575 millones de euros.