REAL ZARAGOZA

“Vamos a necesitar una pretemporada de 15 o 20 días antes de volver a jugar”

El preparador físico del Real Zaragoza, Roberto Cabellud, explica también que los jugadores se entrenan en sus casas seis días a la semana en doble sesión.

“Vamos a necesitar una pretemporada de 15 o 20 días antes de volver a jugar”
ALFONSO REYES

El Real Zaragoza continúa preparándose para la vuelta a la competición, pese a que todavía no hay protocolos ni fechas definitivas, pero el preparador físico Roberto Cabellud advierte que va a ser imprescindible una pequeña pretemporada de dos o tres semanas antes de poder reiniciar el campeonato en Segunda División. “Lo que está claro –señala- es que el trabajo que están completando actualmente los futbolistas no es asimilable al que se realiza durante una temporada normal, por lo que va a ser necesaria una pequeña pretemporada de unos 15 o 20 días antes de empezar a competir”.

“El problema –añade a través de los canales de comunicación del club- es que tenemos que seguir con este programa de mantenimiento hasta que sepamos una fecha concreta para volver a entrenar con normalidad, y no tenemos claro que vaya a ser a corto plazo”.

El preparador físico reconoce que la primera semana de confinamiento fue la más complicada, pero que ahora, tras un mes largo de estado de alarma, “los jugadores han asimilado una rutina diaria y vamos casi en ‘piloto automático”.

Cabellud explica que ante la prórroga del confinamiento, los responsables de la preparación física del Zaragoza se han visto obligados a variar la programación: “Parecía que la cuarentena iba a ser más corta y enfocamos un trabajo pensando en que iban a ser pocos días, con una exigencia mayor, pero en cuanto vimos que se iba a prolongar, decidimos adaptar la planificación con dos sesiones diarias durante seis días a la semana, una más enfocada a la fuerza y otra a la resistencia. Sin embargo, se tiene en cuenta las circunstancias de cada jugador y les damos la flexibilidad de que dentro de las posibilidades de cada uno pueda elegir cuándo hacerlo”.

Cabellud revela también que “la respuesta física y anímica de los jugadores es muy buena y, aunque el entrenamiento sea una obligación, también les libera a nivel psicológico”.