LEGANÉS

El Leganés se deprecia 12 millones por la crisis del Covid-19

Según Transfermarkt, la plantilla blanquiazul está valorada en 81 millones frente a los 93 previos al parón liguero. Sólo Óscar alcanza los dos dígitos (11 millones). Toda la Primera se depreció.

El Leganés se deprecia 12 millones por la crisis del Covid-19
JAVIER GANDUL DIARIO AS

La paralización del fútbol mundial y de LaLiga en particular ha depreciado considerablemente el valor de todos los equipos que componen la Primera División. El Leganés, entre ellos. Los blanquiazules han caído un 13% su tasación según la web especializada Transfermarkt y ahora su plantel se sitúa en los 81 millones de euros, esto es 25,8 millones de euros menos que su valor comenzado el curso y 12 millones menos que los 93 en los que se estimaba antes del parón por el Covid-19.

Pese a ello, hay equipos que en términos porcentuales salen peor parados. El Barça se ha devaluado en un 20,1%, el Valencia en un 19,5% y el Espanyol, un 19,2%. El Lega está en la mitad de la tabla de devaluaciones. Atendiendo a términos absolutos es el 15º y en términos relativos, el 14º. Si hacemos una clasificación sólo con el valor total de todas las plantillas, ahí el Lega es 15º.

Sólo Óscar sigue en los dos dígitos

Poniendo la lupa sobre el plantel, resulta que todos los futbolistas han perdido valor y que sólo uno supera los 10 millones de euros. Es Óscar Rodríguez, tasado en 11 millones. Antes de la crisis llegó a estar en 12. Le sigue en la clasificación actual Bryan Gil (9 millones), Rubén Pérez (6 millones), Roger Assalé (6 millones) y Roque Mesa y Amadou (ambos con 5,5 millones).

De estos seis primeros, sólo Rubén Pérez es propiedad del Leganés. El siguiente jugador en propiedad en esta tabla es Siovas, séptimo, tasado en 4,8 millones. En la parte más baja, Ruibal (950.000 euros), Szymanowski (800.000) y Cuéllar (650.000) son los tres jugadores de la primera plantilla con un valor más económico según Transfermarkt.

Una montaña rusa de valores

El vaivén es considerable. Lógico. Porque la temporada del Leganés ha sido eso. Un vaivén. Comenzaron los blanquiazules arriba, bien arriba de esta tasación porque de ellos se esperaba mucho y porque su plantel, ése que comenzó a dirigir Mauricio Pellegrino, era sobre el papel, el mejor en la historia reciente del Leganés. Sin embargo, los resultados comenzaron a dictar una sentencia distinta. Mucho más oscura.

El mal desarrollo de la temporada hundió en puestos de descenso a los blanquiazules e hizo que, al final de la primera vuelta, la plantilla se hubiera depreciado por mero rendimiento deportivo hasta 11 millones de euros y se situó en los 95,9 millones de euros. Después llegó otro vaivén, éste no deportivo y sí de mercadeo puro y duro.

Tras el mercado invernal el Leganés recuperó el umbral de los 100 millones (103, para ser exactos) pero luego cayó tras la marcha de Braithwaite a los 93 millones. Última referencia competitiva hasta que ahora el Covid-19 lo ha hecho saltar todo por los aires y ha bajado la tasación del Leganés hasta los actuales 81 millones de euros.