REAL MADRID

James y Bale, la cara y la cruz

El Real Madrid no cuenta con ambos y, mientras Mendes baraja el interés de varios clubes en el colombiano, el galés amenaza con atrincherarse de nuevo.

El Real Madrid tendrá el próximo mercado dos problemas que arrastra desde el del pasado verano, los casos de James Rodríguez y Gareth Bale. Los dos han perdido el favor de la directiva, del entrenador y, de manera mayoritaria, de la afición. Pero uno, el colombiano, pondrá de su parte para dejar el Bernabéu y otro, el galés, venderá cara su posible salida.

Como ha contado AS, Jorge Mendes, agente de James, ya se encuentra en conversaciones con diferentes equipos de Italia y de Inglaterra, entre ellos la Juventus y el Manchester United. El '16', con contrato hasta 2021 y tasado (como Bale) en 40 millones por Transfermarkt, asume que su relación con Zidane se vino abajo hace tiempo sin remedio, lo que le ha llevado a registrar sus peores datos a estas alturas desde que llegó al Madrid en cuanto a minutos (680), goles (1) y asistencias (2).

La otra cara de la moneda es la de Bale, un modo diferente de llevar una situación muy parecida. Zidane, que se frotó las manos en la última gira, cuando Gareth anduvo cerca de marcharse a China y el técnico dijo en rueda de prensa que "si es mañana, mejor", se tuvo que quedar con él. Su rendimiento, muy influenciado por sus continuas lesiones, no ha ayudado al de Cardiff: 3 goles y 2 asistencias en total, participando en un tanto cada 232 minutos.

La intención de Bale, pese a todo, es seguir de blanco. Está contento en la ciudad, al igual que su familia, y no concibe un movimiento que haga menguar su alto sueldo (14,5 millones netos), uno de los motivos por los que el Madrid quiere prescindir de él. Todo ello hace que en el club, que no pediría una suma elevada a un eventual comprador, se teman uno nuevo atrincheramiento del héroe de Lisboa o Kiev.