REAL MADRID

La continuidad de Modric no modifica el 'plan Odegaard'

El noruego tiene sitio en la plantilla del año que viene. Será el jugador quien decida. La Real pagó dos millones por una cesión de sólo un año.

La decisión de Modric de finalizar su contrato en el Madrid (termina en 2021) no cambia la hoja de ruta marcada para Odegaard. Los dirigentes, en una decisión consensuada con Zidane, lo tienen claro: el noruego tiene hueco en la plantilla de la 2020-21. El nivel que ha demostrado durante su cesión en la Real Sociedad ha convencido en el club de que ya está preparado para ser un futbolista importante en el Bernabéu. El plan de salidas del Madrid (pretenden vender a cinco de la actual plantilla) no cambiará en nada el futuro de Odegaard. Tampoco la continuidad de Modric varía nada: son compatibles.

Por tanto, la decisión queda ahora en manos del jugador. En el Madrid, igual que han hecho en los años anteriores, van a respetar lo que el noruego crea conveniente para seguir creciendo como futbolista (sólo tiene 21 años). Aunque existen pocas dudas de que, cuando conozca los planes del club, su única idea va a ser la de formar parte de la plantilla blanca. Es lo que lleva buscando desde hace años…

Por otro lado está la Real Sociedad, que pretende retenerlo durante un año más. Aunque la realidad es que poco tiene que decir en este asunto, más allá de acatar lo que decidan Odegaard y el Real Madrid. El contrato de cesión que se firmó fue de un año. En él, los donostiarras abonaron dos millones de euros por el préstamo y se hicieron cargo de la ficha íntegra del noruego. Es cierto que existieron conversaciones en las que se habló de que, seguramente, la cesión se prolongaría otro año más si el futbolista no tenía hueco en el Madrid.

Pero nunca se formalizó nada por escrito ni existió ningún pacto verbal. No es la primera vez que el Madrid cede a un futbolista con intención de que su formación dure varios años y ante el rendimiento inmediato del jugador deciden que vuelva. Pasó, por ejemplo, con Jesús Vallejo, que estuvo cedido en el Eintracht el curso 2016-17 con la intención de que se prorrogara un año más. Sin embargo, el gran rendimiento del aragonés provocó su regreso, una decisión que el Eintracht entendió perfectamente. Lo mismo pretenden en el Madrid que ocurra con Odegaard, puesto que el compromiso es sólo de un año. Por eso en el club blanco han sorprendido ciertas filtraciones de la Real dando por hecha la continuidad del noruego. El Madrid y Odegaard hablarán cuando termine el curso y tomarán una decisión conjunta. Una decisión que, si nada cambia, será la de formar parte de la plantilla madridista la próxima temporada.