LEGANÉS

La persecución imposible a Eraso

El navarro aspira a colarse entre los 10 jugadores con más partidos oficiales en la historia del Leganés. Suma 163 partidos. Rubén Pérez y Bustinza lo siguen a 44 encuentros de distancia

La persecución imposible a Eraso
JUAN AGUADO DIARIO AS

Javier Eraso cumplió el pasado 22 de marzo 30 años. Estreno de década para un futbolista leyenda en el Leganés que, además, es inalcanzable. O eso parece. Porque de pepinero suma 163 partidos oficiales disputados, lo que le permite convertirse en uno de los hombres que más veces ha lucido el escudo del laurel. El 13º, por ser precisos.

En la actual plantilla blanquiazul, Unai Bustinza y Rubén Pérez (119 partidos) lo persiguen. Pero con demasiada distancia. Son 44 encuentros. Traducido a temporadas ligueras, un curso y seis jornadas más. Eso sin contar que el récord de Eraso no crezca.

Porque quedan 11 jornadas por disputarse en esta campaña (veremos si se juegan, ésa es otra historia) y este navarro empecinado, autor de goles históricos (el 0-1 del Pepinazo fue suyo, un golazo desde Pamplona) cuenta para Javier Aguirre. Antes no fue así.

En las primeras doce jornadas, hasta la llegada del Vasco, disputó solo 182 minutos repartidos en seis encuentros, a una media de 15,1 minutos por jornada. Desde entonces, ya con el Vasco, ha competido en 279 minutos ligueros (sin contar la Copa, ahí ha sumado 327) repartidos en 9 de las 15 jornadas que se han disputado. Aguirre cuenta con Eraso.

Rubén, líder en Primera

También cuenta con los otros fondistas de esta carrera por acumular partidos oficiales con el Leganés en la batalla de la permanencia. Un maratón que, en Primera División, lidera un incombustible. Rubén Pérez llegó de puntillas al proyecto pepinero en 2016 y desde entonces se ha convertido en un intocable que acumula 109 partidos en la élite vestido de blanquiazul. Es el equipo en el que más regularidad ha tenido. El equipo de su vida.

Lo siguen Siovas (92), Bustinza (91) y Cuéllar (85), grupo perseguidor que, salvo en en el caso de este último, podría alcanzar la centena de partidos en Primera si se concluye la temporada y lo juegan casi todo. Algo para nada descabellado toda vez que Aguirre ha demostrado que son piezas clave en su engranaje en esta batalla por la permanencia.