GIRONA

Muniesa sigue 'luciendo' el escudo del Girona en Catar

El central abandonó el pasado verano la entidad rojiblanca para jugar en el Al-Arabi. Mantiene el contacto con Granell y sigue la evolución del bloque catalán.

Muniesa sigue 'luciendo' el escudo del Girona en Catar
Girona FC

Marc Muniesa abandonó el pasado verano el Girona para poner rumbo al Al-Arabi de Catar, pero su sentimiento por los colores rojiblancos sigue intacto. Mantiene una gran amistad con el capitán gerundense Álex Granell y está pendiente de la actualidad del bloque de Pep Lluís Martí. No fue fácil para él abandonar el Girona, pero la oferta económica que le hizo el club de Catar y el descenso a Segunda División fueron vitales. Eso sí, pese a la distancia, Muniesa no dudó en llevarse a Catar la ropa que lució en el Girona y no es extraño verle en los vídeos que publica en su cuenta de Instagram con alguna prenda del conjunto rojiblanco.

El Girona, gracias a sus dos temporadas en Primera, es conocido en Catar y ahora con la llegada de Muniesa aún más. El central está orgulloso de haber pertenecido al club rojiblanco, estuvo dos temporadas (2017-18 y 2018-19), y lució su camiseta en 38 encuentros (32 en Primera y seis en Copa del Rey). "No fue fácil irme porque estaba en casa, tranquilo", explicó cuando se marchó, pero está claro descender a Segunda fue clave para que escuchara ofertas y la que más le convenció fue la del Al-Arabi. Le costó tomar la decisión porque el "fútbol me había dado la oportunidad de jugar en casa" (es de Lloret de Mar), pero las referencias que le dieron desde Catar fueron inmejorables. Habló con Xavi Hernández, Víctor Vázquez (fueron compañeros en el Barcelona B) y Félix Sánchez (entrenador de la selección nacional de Catar y su primer entrenador en el Barcelona cuando tenía 10 años) y todos le dijeron que no dudara en dar el paso.

Muniesa disfrutó de buenos momentos en el Girona, pero lo cierto es que su rendimiento tampoco fue el mejor. Las lesiones le mermaron en momentos vitales y Machín, primero, y Eusebio, después, no pudieron darle todo el protagonismo que hubiera deseado. Pese a ello, el central siempre dejó la puerta abierta a regresar si el Girona le volvía a reclamar, pero esto se antoja difícil. Eso sí, su sentimiento hacia el Girona no variará y no duda en lucir su escudo y llevarlo incluso en Catar, pese a que ahora defiende otros colores.