LEVANTE | CAMPAÑA

"Que Monchi hable así de mí tiene mucha culpa el Levante"

El centrocampista analizó los tiempos de confinamiento, la posibilidad de la Selección y su futuro de cara al próximo verano, con el Sevilla tras él.

"Que Monchi hable así de mí tiene mucha culpa el Levante"
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

¿Cómo es su rutina diaria?

Mi rutina diaria no cambia mucho de la normal. Me levanto, desayuno, paso el tiempo con mi novia. Ha dado la casualidad que tengo aquí a un par de amigos que le ha cogido aquí y han decidido quedarse. También con los entrenamientos que nos ha marcado el club y poco más. Intentar pasar los días lo más entretenido posible y que no se hagan tan pesados.

¿Qué ha descubierto de sí mismo en este tiempo?

Relativamente hago más o menos lo mismo. Me levanto, desayuno, en este caso lo único que cambia es que estoy con más personas conviviendo en casa en estos momentos. Pero por lo demás es totalmente igual. Jugamos a juegos de mesas, play, charlamos entre nosotros... Hago la convivencia que hago en el día a día normal pero simplemente con unos amigos en casa también.

¿Ha rescatar alguna afición o ha descubierto alguna nueva?

Sinceramente no. Más allá de lo que ya he comentado no. Sigo haciendo lo mismo. Hago los ejercicios que tengo que hacer de entrenamiento, con los amigos, facetime con la familia... Eso antes lo hacía menos, pero no es que haya cambiado mucho ni haya hecho nada nuevo en este tiempo.

Más allá de las rutinas establecidas, ¿es de improvisar o sus días son muy parecidos en ese sentido?

No, mis días más o menos están siendo parecidos. De hecho ya he comentado que no he intentado hacer nada nuevo, no me he puesto a investigar nada nuevo. Me dedico a lo que me marca en este caso el club a la hora de los entrenamientos y luego le dedico el tiempo a mis amigos, a mi novia y dentro de lo que cabe pasar los días de la mejor manera posible.

¿Qué es lo que más está echando de menos?

Del día a día echo de menos la pelota y el fútbol. El levantarme, el tener que ir, aunque es pesado después, ir todos los días a Buñol, pero al final ante esta situación se echa de menos. Tocar la pelota, estar con tus compañeros, estar tiempo con ellos... es lo que más echo de menos en esta situación.

¿Cómo piensa que debería acabar la temporada?

La verdad que es una situación un poco complicada. Se hablan de varias opciones, pero la realidad es que lo primero es la salud y es por lo que hay que mirar ahora. Que esto pase lo antes posible sin dañar a nadie más o las menos personas posibles. Y a partir de ahí, la Federación y LaLiga deben llegar a un acuerdo y nosotros acatar lo que ellos decidan.

¿Qué le parece jugar dos o tres partidos por semana?

Es más o menos lo mismo. Primero hay que esperar a que todo esto termine, que salga bien y a partir de ahí lo que LaLiga proponga pues es lo que habrá que hacer. Sí que es verdad que jugar con tan poco margen entre un partido y otro puede causar daño físico en los futbolistas. Pero si se decide terminar la competición y hacerlo en un periodo corto habrá que hacerlo de esa manera, creo que no hay otra.

¿Cuánto tiempo cree que necesitarán para ponerse a punto?

Yo creo que, obviamente, algo de tiempo se necesitará. Se están hablando de un par de semanas para hacer una minipretemporada. Yo creo que cada jugador es responsable de lo que tenemos y no tenemos que hacer. A día de hoy, con esto del confinamiento, auque estemos encerrados en casa sabemos que nuestra dedicación es el fútbol, el trabajo físico, el estar preparado para cuando vuelva la competición y, en este caso, creo que si cada uno hace lo que cada club le manda, creo que un corto periodo de adaptación a lo que es el terreno de juego y la pelota podemos volver a retomar la competición.

¿Estarian dispuestos a bajarse el sueldo?

Al final sí que es verdad que hay varios clubes que están haciendo esto del ERTE. A nosotros de momento todavía no nos han comunicado nada, hablamos por el grupo y les preguntamos si saben algo. De momento no se ha tomado ninguna decisión y en el momento en el que tomen una en firme habrá que hablarlo tranquilamente y ver qué es lo mejor. Al final el dinero es lo de menos, lo primero es la salud y esto tiene que acabar de la mejor forma posible.

¿Cree que le beneficia que la Eurocopa se posponga un año?

No creo que esta situación beneficie a nadie. Yo simplemente intento dar todo de mi para ayudar a mi equipo y a partir de ahí la decisión de ir o no convocado con la Selección, en cierta parte es mía por mi trabajo pero sobre todo del seleccionador. Ojalá y Dios quiera, algún día, porque es el sueño de todo jugador español vestir la camiseta de la Selección pero tampoco tengo prisa. Obviamente ha sucedido lo que ha sucedido con el virus, lo primero es la salud como he dicho y en este caso volver de la mejor forma posible para cuando vuelva la temporada seguir al nivel al que estaba para tratar de convencer al seleccionador para poder cumplir uno de mis sueños que es vestir la camiseta de España.

¿Cree que merecía un hueco en la Selección?

Merecer o no merecer no es la mejor palabra. Yo creo que en España hay muchos jugadores de mucha calidad, que están a un nivel muy alto y lo que tengo claro es que tengo que seguir trabajando. Al final, si vengo trabajando como lo hacía en mi equipo, será el seleccionador el que tomará la decisión de si estoy preparado para ir y competir con la Selección o no.

¿Piensa que ha llegado el momento de cambiar de aires?

Bueno, obviamente, ante esta pregunta siempre ha agradecido al club la confianza que ha depositado en mí desde que llegué. Son cuatro años, en los cuales se han conseguido los objetivos año a año. De momento me queda contrato hasta 2023 y hasta que no se diga lo contrato hay que cumplirlo. No es que vea si es el momento o no, simplemente hay un contrato de por medio y los contratos están para cumplirlos. Yo estoy muy feliz aquí, en el equipo, en la ciudad y la verdad que tengo mucho que agradecerle al Levante. En caso de que venga una oferta, obviamente para eso está mi representante y el presidente, para hablar las cosas y luego yo tomaría una decisión. Se tomará la decisión que nos venga mejor a todos, al club y a mí como jugador.

¿Qué tiene que decir de su visita al Pizjuán?

Yo creo que no era nada malo. Simplemente se dio la casulidad que veníamos de una derrota ante el Eibar. Yo bajé a Sevilla sin ningún tipo de intención, nos dieron unos días libres y bajé para aclarar unas cosas de mi vida personal. Dio la casualidad de que el Sevilla jugaba ahí y simplemente fui a ver un partido. No fui a ver a Monchi ni a crear lo que se ha creado. Fui a ver un partido del equipo del que salí, de ahí a lo que la gente especula no entra dentro de mis dominios.

¿Le gustaría volver al Sevilla?

Yo cuando salí de ahí lo hice en un estado de ánimo y de forma muy diferente al que me encuentro ahora mismo. Obviamente el que me encuentre así y que Monchi hable así de mí tiene mucha culpa el Levante, que es el club que me dio la oportunidad de seguir confiando en mí, de seguir creyendo en mi, de volver a jugar en Primera División y estar al nivel que estoy. Obviamente la culpa la tiene el Levante. Pero sí que es verdad, no en este caso porque sea yo, cualquier jugador que haya salido de su club que le ha formado, pocos te dirían que no les gustaría volver a vestir esa camiseta.

¿Qué mensaje positivo manda o con qué parte se quedas de todo esto?

Bueno, yo espero que a raíz de todo esto cambie la mentalidad de la sociedad. Que nos demos cuenta la importancia que tiene el cuidarnos, hacer las cosas correctas. Obviamente de esto vamos a salir bien y esperemos que termine pronto. Que se cuide la gente, que escuchen las pautas del estado de alarma que nos ha propuesto el Gobierno y que se mantengan en sus casas hasta que esto finalice. Esto al final cansa, pero es lo mejor para intentar que esto no se alargue mucho más.