ATHLETIC

Serantes: "Antes me comía la cabeza con el futuro, ya no"

"Decidí marcharme lejos y creo que ha sido acertada para sentirme importante y ser feliz", lanza el portero de Barakaldo a AS desde Japón, donde no están confinados.

Serantes: "Antes me comía la cabeza con el futuro, ya no"

Jon Ander Serantes lleva un año de estancia de Japón, donde ya es uno de los porteros más reconocidos de la competición enrolado en el Avispa Fukuoka. Un país, que comparte con su novia, donde no existe la obligación del confinamiento y que aunque con su Liga parada, se entrenan en grupo diariamente a puerta cerrada. El exportero de Barakaldo, Athletic y Leganés, feliz bajo palos, maduro y práctico, se sincera para AS. Subraya que está "tranquilo, aquí no nos ha obligado a estar en casa" y que ha vuelto a sentirse "importante".

¿Cómo lleva la crisis del coronavirus desde Japón?

De momento, no nos ha obligado a estar confinados en casa. Nos han dado el toque del club de que estemos la mayor parte del tiempo en casa, que no salgamos y que procuremos no ir al centro a cenar porque se está poniendo peor la cosa. Estoy tranquilo porque me gusta estar en casa. Hablo mucho con mi madre y mi hermano que trabajan en Cruces y sé la situación.

LaLiga Santander

Clasificación PTS PG PE PP
9Granada 38 11 5 11
10Athletic 37 9 10 8
11Osasuna 34 8 10 9
Clasificación completa
Próximos partidos
Athletic - Betis D-05/04 18:30
Barcelona - Athletic D-12/04 18:30
Athletic - Mallorca X-22/04 21:00
Calendario

*Datos actualizados a fecha 2 de abril de 2020

Nada que ver con la situación de España...

Nada que ver, ha repuntado un poco el brote, pero aquí la gente hace vida normal. Es un país ya de por sí bastante más cuidadoso con todo. Todos los establecimientos tienen geles desinfectantes, los trabajadores llevan las mascarillas. Son más fríos, no se dan ni besos ni abrazos y eso ayuda.

¿Se está acostumbrando a la mentalidad japonesa o cuesta?

Llevo un año y bien, son muy tranquilos. En el fútbol es donde más cuesta porque son muy diferentes en su cultura, tienen otro tipo de juego y cuesta, aunque adaptarse a ellos es fácil. Son muy respetuosos y amables. Se está muy bien, la ciudad es increíble, está todo muy limpio, cuidan todo.

Arrancó la Liga (Segunda japonesa) y se paralizó de inmediato coincidiendo con la pandemia.

Sí, jugamos el primer partido y se paró, aunque no hemos cesado de entrenar a puerta cerrada. Hemos jugado amistosos contra equipos de la ciudad y de la misma zona. El otro día se suspendió el primer amistoso porque había un caso en la estación de ese equipo y se decidió que se suspendiese.

¿Qué tal es el Avispa Fukuoka?

La ciudad es tremenda, tiene playa, parques, un centro grande, con más de un millón y medio de habitantes. Tienes de todo, muy nueva.

A 10.000 kilómetros de casa, ¿qué es lo que más echa de menos?

La familia, mi madre y mi hermano trabajan en Cruces, los amigos y más que nada estar una tarde tranquilamente con ellos charlando. La diferencia horaria y sobre todo saber que estás tan lejos. Cuando estaba en Madrid tampoco te creas que llamaba todos los días, pero sabías que estabas a tres horas y media.

Comentó en su última etapa en el Leganés que necesitaba poner tierra de por medio, irse lejos, para hacer borrón y cuenta nueva. ¿Lo ha conseguido?

Sí, totalmente. Al final, el fútbol son etapas y estaba claro que para mí la etapa en el Leganés estaba terminada porque no acababa de encontrarme bien. Había muchas cosas de por medio y mi situación personal no era la mejor. Decidí marcharme lejos y creo que ha sido totalmente acertada para jugar, sentirme importante y ser feliz. Por mi culpa había perdido mucho tiempo. Ahora, me cuido mucho más, la comida, el peso, cada detalle cuenta mucho.

La afición del Avispa Fukuoka le eligió como al jugador más querido la pasada campaña...

Sí, aquí hay un 'Julen Guerrero' que lleva muchos años en el club, que es muy querido. Que me votase la gente por delante de él fue una pasada. No me lo esperaba, siendo además extranjero y siendo mi primera temporada.

Un vestuario muy diferente al del Leganés o al del Athletic. Sin ruidos ni música cuando se gana...

Sí, se echa de menos las risas cuando ganas después del partido, pero aquí es otra cultura. Antes del partido están callados y después casi también. Cuando se acaba un partido ya están pensando en el siguiente. Entienden que en la parte del fútbol está también la derrota.

¿A los porteros les piden que salgan muchos metros del área?

Sí, algunos equipos, como el que juega Iniesta, obligan al portero a salir 15 metros fuera del área. Es más espectáculo, aunque para el portero, imagina... Es más complicado. Es lo que piden, pero yo soy más de la antigua usanza.

¿Cómo lleva el idioma?

Según vine me puse bastante serio con el idioma, y pudo comunicarme con ellos, ir a comprar, salir a cenar sin ningún problema. Lo que es más difícil es leerlo y escribirlo. Tienen cuatro alfabetos y para escribir una letra te tiras tres minutos.

Y lo de la comida, ¿se ha sumergido en la japonesa, o sigue comiento como en España?

Me cuido mucho ahora con la alimentación. En el supermercado compras lo mismo que allí, compras de todo. Los japoneses tienen mucha cultura de comer fuera de casa y su comida es espectacular. No me esperaba esta variedad, lo bueno que está todo, todos los restaurantes que hay y a buen precio. Comer fuera es más barato que en España. Hacer la compra sí que es un poco más caro, sobre todo la fruta.

Desde la distancia, ¿cómo ve a Unai Simón y la fama que ha adquirido?

Ya le conocíamos todos. Venía de abajo apretando fuerte, entrenando en dinámica del primer equipo desde hace mucho tiempo y eso ayuda. Ha estado preparado y ha aprovechado la oportunidad con un carácter y una personalidad que a todos nos ha sorprendido. La verdad es que lo está haciendo muy bien y se lo merece.

¿Entiende que Iago Herrerín se plantee marcharse buscando minutos?

No lo sé, entiendo que como todos queremos jugar, aunque como en el Athletic no se está en ningún lado. No sé los objetivos personales que tendrá y lo que el Athletic querrá hacer. Es difícil salir del Athletic y acertar en un equipo que estés mejor que allí.

Serantes, Aitor Fernández, Raúl Fernández-Cavada, Remiro, Kepa, Iraizoz..., ¿Cuántas veces le han dicho que cómo sale tanto portero de Lezama?

La verdad es que salen muchos porteros vascos, que salen mucho y se le da mucha importancia de siempre. Después de Iraizoz salió Kepa, había portero para mil años, se va y acaban saliendo otros. Se está demostrando que nadie es imprescindible y se trabaja bien esa posición desde las categorías inferiores.

¿Cómo ve la final de Copa entre Athletic y Real, está atento por si se juega con público?

Estoy atento, la Copa ha sido una pasada con esas eliminatorias en las que han caído los dos grandes y con muchas ganas y ojalá me pillase a mí allí para tener alguna posibilidad de verla en directo, me gustaría.

¿Cómo siente lo del Barakaldo y su posición delicada?

Duro, es el club de mi pueblo, en el que más años he pasado, que lo quiero con locura y me da mucha pena. Es difícil verle en una situación así, sin mejora a corto plazo. Se pasa mal, pero espero que lo saque adelante, como siempre.

A sus 30 años recién cumplidos, ¿cómo ve su futuro a corto plazo?

La Liga ha empezado en febrero y tengo contrato hasta diciembre. No tengo ni idea. Era otra de las cosas que antes me preocupaba mucho lo qué iba a pasar con el futuro, comiéndote la cabeza, ahora ya no. Lo único en lo que pienso es que pase esta situación que tanto nos está puteando a todos, que tenga los menores daños posibles. El deporte, al final, es secundario.