FÚTBOL INTERNACIONAL

Liga de Bielorrusia: todo lo que tienes que saber de ella

Hay un interesante cuádruple empate en cabeza con FC Minsk, Isloch, Torpedo Zhodino y Energetik-BGU Minsk en la celebración de su 30º torneo.

Liga de Bielorrusia: todo lo que tienes que saber de ella
TATYANA ZENKOVICH EFE

Con todo el fútbol parado por la pandemia del COVID-19 que asola el mundo. En un lugar de Europa, como si de la Galia estuviéramos hablando, resiste la liga de Bielorrusia o la Vysheyshaya Liga, como más nos guste llamarla. Bielorrusia, junto a Nicaragua y Tayikistán, son los únicos tres lugares en el que sigue rodando un balón.

El campeonato de liga de Bielorrusia está de aniversario está temporada, ya que celebra su 30º torneo. Su primera competición se celebró en 1992, con la desmembración de la Unión Soviética, y desde entonces, el BATE Borisov es el verdadero dominador del campeonato con 15 títulos, trece de ellos de manera consecutiva. Hasta que la campaña pasada, el Dinamo Brest consiguió romperle la racha y alzarse como campeón, por primera vez en su historia.

Formato de competición

La liga Bielorrusa comienza en marzo y acaba en diciembre y cuenta con 16 equipos en liza. Se disputan 30 jornadas en formato de ida y vuelta. En estos momentos hay un interesante cuádruple empate en la cabeza de la tabla. FC Minsk, Isloch, Torpedo Zhodino y Energetik-BGU Minsk ocupan las cuatro primeras plazas con seis puntos, tras dos jornadas ya disputadas. Tres equipos de la capital, Minsk. El otro conjunto de la ciudad más grande del país, es el Dinamo Minsk, que tiene el estadio más grande, con capacidad para 22.000 personas.

En la actual temporada, el 70% de los futbolistas son de nacionalidad Bielorrusa, seguido de un 7% de rusos. Luego ya vienen los ucranianos, serbios, brasileños, nigerianos, moldavos...

Renan Bressan (izquierda), con el Bate Borisov, se mide a Djibril Sidibe.

La campaña pasada el máximo goleador de la liga fue Slya Shkurin, con 19 tantos. Su buen hacer le sirvió para fichar por el CSKA de Moscú. Los pichichis siempre han sido de nacionalidad bielorrusa excepto en dos ocasiones. En 2009, lo fue el brasileño Maycon Calijuri. La otra, fue con el brasileño nacionalizado bielorruso, Renan Bressan. Bressan es considerado uno de los mejores jugadores que han pisado los campos de la Vysheyshaya Liga. Aún mantiene el récord de la venta más cara de la competición: 3,5 millones de euros al Sparta, en la campaña 2012-2013. Esa misma cantidad pagó el Milan, en 2002, por el delantero Vitali Kutuzov.

La estrella

Para ser sinceros, en una liga con un nivel tan inusitado, es difícil elegir un jugador que sobresalga por encima del resto. Quizás Stanislav Dragun, del Bate Borisov, sea el jugador con más peso. Pilar tanto en su club como en la selección nacional.

Stanislav Dragun, con Bielorrusia.

Entre todas las plantillas, nos encontramos una curiosidad. Entre los futbolistas exóticos está Danilo, del Dinamo Minsk. Excanterano del Ajax y nacido en Brasil pero con pasaporte belga. Fue compañero de generación en la selección belga Sub-21 de estrellas mundiales como De Bruyne, Mertens y Christian Benteke. Luego su camino fue por otros derroteros.

Un viejo conocido de España

El jugador bielorruso más conocido por el público en España y quizás en toda Europa es Aleksandr Hleb. El exfutbolista del Barcelona, entre 2008 y 2012, es toda una estrella en Bielorrusia. Precisamente colgó las botas el pasado mes de marzo en las filas del Isloch, tras jugar en 11 equipos diferentes. La otra gran figura, también retirada, es Maksim Romashchenko.

Aleksandr Hleb, con el Barcelona.

Sin embargo, hay un 'viejo' conocido español entrenando a un club de la liga. Los aficionados del Zaragoza lo conocerán. Es Sergéi Gurenko, técnico del Dinamo Minsk, y ex futbolista del conjunto zaragocista entre enero y junio de 2001, cedido por el Roma. Gurenko jugó 15 partidos en el equipo entrenado por Luis Costa y fue titular en la final de Copa de 2001, que el Zaragoza ganó al Celta (3-1) en el Villamarín.

Sergéi Gurenko, en Zaragoza.

Cuatro españoles han jugado en Bielorrusia

Pese a los 3.150 kilómetros que separan Madrid, capital de España, de Minsk (Bielorrusia) ha habido cuatro valientes futbolistas españoles, que en su momento hicieron las maletas para jugar en la alejada exrepública soviética. En la campaña 2012-2013 llegaron Carles Coto; Daniel Olcina y José Luis Miñano. En la siguiente campaña, se les unió Manuel Bleda. Estos cuatro son los únicos españoles que se han decidido por emigrar hasta Bielorrusia.

José Luis Miñano, con el Hércules tras regresar de Bielorrusia.

Una liga cada vez con más tirón

Al ser el único sitio en el que hay fútbol en Europa, ya sabemos lo que dijo el presidente bielorruso Alexander Lukashenko: "El fútbol, el vodka y los deportes de invierno sirven para derrotar al coronavirus", la competición ha ganado en interés. Hasta 10 países ya han comprado los derechos de TV para seguir su desarrollo. Aparte de sus vecinos Ucrania y Rusia, naciones como Israel o India se han interesado y han adquirido los derechos de emisión.

"Lo que está claro es que esta situación nunca antes había sucedido en la competición de nuestro país. Antes fue difícil para nosotros vender", afirmó uno de los miembros de la federación.

La Eurocopa como espaldarazo

Bielorrusia está en la fase de repesca para la próxima Eurocopa. Se mide en la ruta D a Georgia, como visitante. Si vence se medirá al ganador del choque entre Macedonia y Kosovo. Una primera presencia en un gran campeonato de selecciones que sería fundamental para seguir subiendo el nivel del fútbol bielorruso.