CORONAVIRUS

La plantilla del Leipzig copia a la del Barça: se baja el suelo para que no lo hagan los empleados

El Spartak de Moscú también se apunta al recorte general: el vestuario se reduce su salario en un 40% hasta que se reanuden los entrenamientos.

Los jugadores del Leipzig celebran su clasificación para cuartos de final de la Champions.
REUTERS

Los jugadores del Leipzig han renunciado a un porcentaje de dos dígitos de su salario para proteger a los empleados del club de la Bundesliga durante la crisis del coronavirus, informa el equipo alemán en un comunicado.

"Como equipo, queremos hacer nuestra contribución. Muchas personas están perdiendo sus trabajos en estos días o tienen que trabajar a tiempo parcial. Como equipo, por supuesto, estamos contentos de que esto no sea necesario en RB Leipzig hasta ahora y queremos contribuir a mantenerlo así", dijo el capitán el club, Willi Orban, en un comunicado hecho público este miércoles.

El club de la Bundesliga, respaldado por Red Bull, ha seguido los pasos de otro equipo patrocinado por la bebiba energética, el Red Bull Salzburgo austriaco, en este gesto solidario de la plantilla con el resto de trabajadores de la entidad.

"En la situación actual, este es un signo bueno e importante para nuestro equipo. Muestra que en estos tiempos estamos unidos como un club para enfrentar juntos esta fase crítica", dijo el director deportivo del Leizpig, Markus Kroesche.

Recorte en el Spartak

Por otro lado, los futbolistas del Spartak Moscú, el equipo más popular de Rusia, anunciaron hoy su decisión de bajarse un 40 por ciento el sueldo durante el parón provocado por el coronavirus.

"Así, nuestra primera plantilla decidió apoyar al resto del club en esta complicada situación", informó el Spartak en un comunicado.

Después de la reunión celebrada con la directiva del club, los jugadores optaron por bajarse el sueldo hasta que se reanuden los entrenamientos.

El Spartak es la gran decepción de la temporada, ya que es octavo en una liga con 16 equipos -el Zenit es líder en solitario- a falta de ocho jornadas para el final.

La liga rusa fue una de las últimas en suspender la competición a mediados de marzo, tras lo que en este país se han detectado ya 2.777 casos de COVID-19 y 24 muertos.

Según la prensa local, la competición no se reanudará hasta finales de mayo o principios de junio, por lo que los jugadores que militan en clubes rusos entrenan individualmente.