ATHLETIC |

San José exige jugar en julio si hay Liga aunque acabe contrato

"Me parecería injusto no acabar la temporada", indica el internacional rojiblanco. Explica que no ha habido contactos con el Athletic para hablar de su futuro.

San José exige jugar en julio si hay Liga aunque acabe contrato
PAULINO ORIBE DIARIO AS

Mikel San José es uno de los jugadores que acaban contrato el 30 de junio. Hay muchos en LaLiga. Si la temporada se va más allá en las fechas, ¿qué va a pasar con esta gente? Todos abogan por acabar el curso, claro. El veterano león es uno de los que lo ven así: "Es una situación muy atípica, por primera vez en mi vida acabo contrato y estoy en una tesitura como esta, tan excepcional, en la que no sabes si la temporada va a ir más lejos y si los contratos que acaban van a ir más allá. Por lo que hay en juego, lo lógico es que los que acabamos terminemos la temporada, pero son temas legales que ni el equipo ni yo controlamos, que no depende de nosotros sino de altas autoridades, habrá que acatar la decisión que tomen", expone el mediocentro del Athletic en Radio Euskadi.

San José es uno de los tres leones que acaban vinculación el 30 de junio. Aduriz está en las mismas: ¿quién se atreve a cortarle el fútbol a finales de junio si la competición sigue los meses siguientes y la final de Copa se fija por ejemplo a la conclusión del mes siguiente? "Me parecería injusto no acabar la temporada", insiste San José.

Beñat también queda libre en Bilbao el 30 de junio. Por ahora el Athletic no se ha dirigido a él ni a San José. Hay otras prioridades en el actual momento de crisis sanitaria. "Con respecto a mi situación en el club no tengo ninguna noticia, estoy a la espera de si hay algo que decir o no, de momento, nada", desvela San José, quien se suma al grupo de los jugadores que rechazan una final de Copa sin público: "No lo vería bien ni lógico, sería bueno aplazarla hasta que se pueda jugar con aficionados, aunque sea más allá de septiembre, pese a que hay una plaza europea en juego".

Mikel cumple fielmente en su casa las pautas de doble sesión programadas por el preparador físico y los técnicos del Athletic. "Creo que se va a jugar lo que queda de Liga y sí me parece que va a ir lejos, hasta agosto o por ahí", vaticina. Por último, lanza una reflexión muy personal sobre el estado de alarma: "La situación es crítica para todos. Unos porque estamos encerrados en casa, otros porque viven el problema del virus en sus carnes y otros porque se están esforzando mucho para frenarlo. Ante eso, el fútbol queda en un segundo plano. No somos dueños del mundo, tenemos un virus que nos está manteniendo encerrados a todos. Da lo mismo aquí o en Estados Unidos. Tenemos que ser más cuidadosos con la naturaleza y aprender de estas cosas. De situaciones como esta solo se puede salir fortalecido. Quiero pensar que esto nos va a servir para darnos cuenta para valorar lo que tenemos cada vez que cruzamos la puerta y salimos a la calle".