SELECCIÓN ESPAÑOLA

Cracks del Siglo XXI: Ilaix Moriba, el 'Pogba' del Barça

El mediocentro es Juvenil de primer año, pero lleva ya 8 partidos con el filial. Tiene una cláusula de 100 millones y cobra 2M€ anuales con 17 años.

Cracks del Siglo XXI: Ilaix Moriba, el 'Pogba' del Barça

Ilaix Moriba (Guinea Conakry, 2003) es el futbolista más mediático de la cantera del Barça, después de que Ansu Fati esté ya asentado definitivamente en el primer equipo. Los que le conocen bien hablan de él como el ‘nuevo Pogba’, aunque sumándole la capacidad asociativa que demostró Yaya Touré en su época en el Barcelona. Su larga etapa en la cantera blaugrana (llegó en 2010 procedente del Espanyol) le ha permitido criarse en la cultura del fútbol de toque, pero sin perder su fuerza y juego vertical.

Aunque es Juvenil de primer año, esta temporada ha disputado ocho partidos con el filial en Segunda B. De hecho, en el último encuentro que se disputó este curso, ante el Llagostera, hizo un gol que le convirtió en el segundo jugador más joven de la historia en marcar con el Barcelona B (con 17 años, un mes y 18 días). Sólo Dongou (16 años, 11 meses y cinco días) le supera en precocidad.

En su prometedora evolución está jugando un papel importante García Pimienta, técnico del filial. “Estoy muy agradecido por la confianza que me da, estoy aprendiendo mucho. A madurar, a leer cada situación del juego. Estoy con él a muerte”, dice el futbolista.

Es íntimo amigo de Ansu Fati (ambos dicen que son como ‘hermanos’) y en abril de 2019 el Barcelona quiso blindarle para tratar de frenar la fuga de talentos que se está produciendo en La Masia en los últimos años (Eric García, Dani Olmo, Sergio Gómez…). Para ello, el Barça tuvo una dura negociación con Barnett, agente de Moriba y también de Bale. Finalmente amplió durante tres años más su vinculación y le convirtió en el mejor pagado de la cantera: 2 millones de euros anuales y una cláusula de 100M€. Ahuyentó así los cantos de sirena de City, Juventus y Chelsea, entre otros, que querían ficharle.

A pesar de que nació en Guinea Conakry, Moriba siempre ha jugado con España en las categorías inferiores. Disputó el último Mundial Sub-17, en Brasil, en el que La Rojita cayó en cuartos contra Francia. Era un año menos que el resto, pero terminó consolidándose como titular. Ahora, cuando se reanude la competición, espera seguir ayudando al Barça B para muy pronto poder compartir vestuario en el primer equipo con su ‘hermano’ Ansu Fati…