LIGA SANTANDER

El escudo son ellos

En un mundo del fútbol regido por los traspasos, ellos son los más fieles a sus colores: Parejo, Ramos, Messi... Algunos aspiran a ser 'one club man'.

Los clásicos de LaLiga.
Eduardo Cornago

El mercado de fichajes deja cada temporada una importante ristra de movimientos. En el fútbol de hoy en día ya es cada vez menos habitual ver los llamados 'one club man' o, lo que es lo mismo, aquellos futbolistas que disputan toda su carrera defendiendo la misma camiseta. En España, de hecho, no hay muchos que respondan a ese perfil, pero todas las aficiones tienen como ídolo a aquellos que una temporada tras otra portan el brazalete de capitán. Es más, la mayoría de equipos tienen en sus filas a hombres que llevan una década con la segunda residencia en el estadio. Ellos son los mejores representantes del aficionado en el césped y algunos tienen asegurada la presencia en los libros de historia. En un día a día de más baile que lealtad, ellos son los Clásicos de LaLiga:

Sergio Ramos, Real Madrid

En el verano de 2005, Sergio Ramos llegó al Real Madrid procedente del Sevilla, en una operación que dejó en las arcas de Nervión 27 millones de euros. Un jovencísimo central asumiría desde entonces la responsabilidad que conlleva portar la elástica blanca, algo que jamás le ha pesado. 640 partidos después ya es una leyenda madridista. 15 temporadas, 91 goles, 38 asistencias y fotos históricas como el cabezazo en la final de Lisboa. Él ha sido uno de los capitanes en la época de las Champions y es el primero en dar la cara cuando las aguas se agitan.

Messi, Barcelona

A finales de 2004, un joven prodigio debutaba con la camiseta del Barcelona. El resto es historia. Considerado por muchos el mejor jugador de la historia, Messi va camino de ser 'one club man' pese a la cláusula que le permite abandonar el Barça cada año. Ha disputado 718 partidos, ha marcado 627 goles, ha dado 261 asistencias, ha conquistado seis Balones de Oro, fue el máximo estandarte de la época de Guardiola... Salió de La Masía y cada año asume más protagonismo fuera del terreno de juego.

Koke, Atlético de Madrid

Manchester United o Barcelona han llamado alguna vez a su puerta, pero Koke siempre se mostró fiel a los colores rojiblancos. En 2009 ya empezó a tener minutos, pero no fue hasta 2011 cuando se asentó en la primera plantilla. 495 partidos a sus espaldas, con 48 goles y 102 asistencias en su zurrón. Con él, el Atlético ha conquistado una Liga y dos Europa League. También va lanzado a por el prestigio que otorga ser un 'one club man'. Intocable para Simeone.

Koke celebra un gol con el Wanda Metropolitano.

Damián Suárez, Getafe

El vaivén de categorías del Getafe en los últimos años ha impedido que haya algún futbolista de gran trayectoria en el Coliseum Alfonso Pérez. Sin embargo, el modus operandi de Bordalás hace creer que todos los jugadores llevan toda una vida a sus órdenes. De todos ellos, el más veterano con la camiseta azulona es Damián Suárez, llegado en 2015. Ha disputado 175 partidos, con dos goles y 20 asistencias. El carril derecho es todo suyo.

Parejo, Valencia

Salido de la cantera del Real Madrid, pasó por el Getafe antes de que el Valencia le fichara en 2011. Como no podía ser de otra manera, lleva el brazalete de capitán, el que defiende con orgullo. Mestalla la considera un representante absoluto de lo que es el club y más en una temporada de tempestad. En el césped y fuera de él asume el liderazgo. No tuvo temor a expresar su opinión tras lo sucedido con Marcelino, mientras que sus goles mantenían a flote a 'su' Valencia. En 373 encuentros, ha marcado 63 dianas y ha regalado 62 a sus compañeros.

Escudero, Sevilla

El Sevilla acostumbra en los últimos años a ser una plantilla muy cambiante. De hecho, parte importante del once habitual de Julen Lopetegui no estaba en el club la pasada temporada. El que más lleva en el Sánchez Pizjuán es Sergio Escudero, que llegó procedente del Getafe en 2015. Ha vestido la camiseta en 157 partidos, aunque esta temporada está teniendo menos minutos por la cesión de Reguilón procedente del Real Madrid.

Escudero, el más veterano de la cambiante plantilla sevillista.

Muniain, Athletic Club de Bilbao

Un prometedor atacante subió a la primera plantilla del Athletic en el año 2009. Para aquel entonces tenía 17 años y su proyección le situaba en los equipos más grandes de Europa. Finalmente nada le sacó del Athletic, club de su infancia y en el que continuará toda su carrera salvo sorpresa. 411 partidos le avalan, con 59 goles y 42 asistencias. Su rendimiento esta temporada le dio una nueva oportunidad en la Selección.

Zurutuza, Real Sociedad

El centrocampista podría estar ante sus últimos bailes en el fútbol. A sus 33 años, está muy castigado por las lesiones y finaliza contrato el próximo 30 de junio. Echando la vista atrás, en 2009, defendió por primera vez al primer equipo de la Real Sociedad. Más de una década después, el físico le podría apartar de su sueño. Por el camino, eso sí, se ha dejado la piel en 302 partidos, en lo que ha marcado 22 goles y ha dado 22 asistencias.

Javi López, Espanyol

El capitán perico tiene 34 años y suma ya más de diez en Cornellá. Curiosamente, llegó procedente de la cantera del Betis. Eso sí, rápido se arraigó a la cultura de la entidad y se ha convertido en uno de los mejores representantes de su camiseta. Las lesiones y la competencia no le han permitido disputar tantos partidos como le hubiese gustado. "Un club con esta historia y orgullo no se puede permitir el lujo de estar donde estamos", dijo antes del confinamiento.

Manu García, Alavés

Su historia es una de las más peculiares de todas las que se expondrán en estas líneas. Llegó al Alavés en 2012, procedente del Logroñés y lo ha vivido todo con Mendizorroza como testigo. Defendió al equipo en Segunda B, en Segunda y ahora en Primera, donde es capitán e ídolo de la afición. 276 partidos en total y ya es el tercero que más suma en la historia de la entidad, solo por detrás de Pablo Gómez y Martín Astudillo. Habrá que ver si le da tiempo a superar los 346 de este. Por el momento, ha renovado por una temporada más.

Manu García, camino de ser el jugador con más partidos en la historia del Alavés.

Ramis y Enrich, Eibar

Al igual que sucede con el Getafe, el baile por el fútbol español del Eibar impide que tenga futbolistas veteranos dentro de su propia plantilla. Los más longevos en Ipurua son Iván Ramis y Sergi Enrich, ambos llegados de cara a la temporada 2015-16. El primero vino procedente del Levante y ha vestido 92 veces la camiseta del club. El delantero, por su parte, ha disputado 159 encuentros, con 35 dianas en sus botas.

Szymanowski, Leganés

Butarque aguarda ansioso para volver a escuchar el rugido de Alexander Szymanowski, al que las lesiones no le han respetado en los últimos años. En 838 días, solo ha podido disputar diez minutos de competición oficial. La rotura del cruzado fue la última traba en su camino. Aun así, es el futbolista que antes llegó al Leganés de todos los que componen la primera plantilla. Fue en 2015 y, desde entonces, ha disputado 90 partidos con el conjunto pepinero.

Joaquín, Betis

Pese a que este estudio solo recoge el tiempo consecutivo que los jugadores han pasado en un club, Joaquín sigue siendo el número uno de su Betis. El extremo volvió en 2015, tras abandonar su ciudad para probar fortuna en el Valencia, en el Málaga y en la Fiorentina. Nació en la cantera verdiblanca y, a sus 38 años, se retirará en el Benito Villamarín. Pero el tiempo no parece pasar para él, ya que va camino de firmar su temporada más goleadora en Primera División. Ha sido 377 veces bético y es uno de los iconos del fútbol nacional.

Joaquín, una leyenda viva del Betis.

Bruno Soriano, Villarreal

Un 'one club man' sin discusión. Él ha vivido el cielo y el infierno en Castellón. Ha defendido con honor la camiseta al Villarreal de la Champions y al Villarreal de Segunda División. Fue en 2006 cuando empezó a formar parte de la primera plantilla y solo las lesiones le apartarán de ella. A sus 35 años puede estar viviendo sus últimos meses como profesional. En el camino se lleva 416 partidos y el respeto de todo el fútbol español.

Morales, Levante

Pese al paso de los años, el 'Comandante' Morales sigue siendo capital para Paco López. Llegó en 2014 definitivamente al club, tras pasar un año cedido en el Eibar. No solo es intocable, sino que arrastra una de las mejores rachas de partidos consecutivos de todo el fútbol español. Si bien no está siendo su mejor temporada, su gol al Madrid le reconcilió con el Ciutat de Valencia. Claro que en ningún momento, se le cuestionó. 219 partidos a sus espaldas con la camiseta granota son un gran aval.

Moyano, Valladolid

De nuevo, el Valladolid cumple la premisa de que los clubes no asentados en una categoría tienen más dificultad para asentar a futbolistas en su primera plantilla. En Pucela, el más veterano es Moyano, que aterrizó en la ciudad en 2015 procedente del Tenerife. Acumula en sus botas 147 partidos entre Primera y Segunda División.

Mallo y Aspas, dos de los clásicos del Celta.

Hugo Mallo, Celta

No, no es Iago Aspas por sus aventuras en Liverpool o Sevilla. De hecho, además del líder, Sergio Álvarez y Rubén Blanco también se cuelan por delante del ariete. Hugo Mallo corona la clasificación, desde el año 2009 en primera plantilla. Con solo 28 años, porta el brazalete de capitán y ha visto a su Celta deambular por LaLiga SmartBank y viajar por Europa en la segunda competición continental. 360 partidos arrastra a sus espaldas.

Oier y Roberto Torres, Osasuna

Ambos comenzaron en la primera plantilla en 2012, aunque Oier volvía tras una cesión en el Celta. Quién les iba a decir que, tanto tiempo después, Osasuna iba a estar peleando con los mejores en Primera División. Para ello, tuvieron que lidiar casi 300 veces en el baile de Primera a Segunda y de Segunda a Primera. En 284 ocasiones en el caso de Oier y 269, en el de Roberto Torres.

El caso del Granada

Lo expuesto con anterioridad se acentúa más todavía con el Granada. En la plantilla actual, los futbolistas más veteranos llegaron en el año 2017. Ellos son Rui Silva, Álex Martínez, Quini, Antonio Puertas, Víctor Díaz, Germán Sánchez y Montoro.

El Mallorca, otra plantilla prácticamente nueva

A excepción de Lago Junior y Antonio Raíllo, en la primera plantilla desde el año 2016, la gran mayoría de futbolistas del Mallorca son casi recién llegados. Algo natural, desde luego, ya que el club estaba en Segunda División B hace dos temporadas. Tuvo que ver Vicente Moreno en ese proceso.