REAL SOCIEDAD | DIEGO LLORENTE

"Hay que escuchar a los médicos si hay que jugar cada 48 horas"

El central madrileño considera secundario la ilusión y ambición que mostraba el equipo cuando se paró la competición por allá crisis del coronavirus.

"Hay que escuchar a los médicos si hay que jugar cada 48 horas"
AMAIA ZABALO DIARIO AS

Diego Llorente siempre habla claro. Argumenta cada respuesta, pensando bien lo que va a decir, cuidando cada una de sus palabras, más cuando tiene que hablar de aspectos delicados que tienen que ver con la alerta sanitaria por el coronavirus.

-Motivos para motivarse en el confinamiento. "La final de Copa es muy ilusionante para afrontar estos días y nuestra motivación e ilusión sigue siendo máxima, y nuestro puesto en Liga también es motivo suficiente como para seguir trabajando día a día en casa. Me consta que todos los compañeros estamos trabajando duro, personalmente hago todo lo que nos mandan para que cuando vuelva todo a la normalidad estemos en buena forma”.,

-Perjudicados por la suspensión de la Liga. “Aunque creo que perjudica a todos los equipos por igual, nosotros veníamos en buena dinámica y claro que fastidia tener que parar. Cuando pasa de cierto día todos empezamos de cero de nuevo. Claro que no nos gusta que te frenen cuando estás bien, pero esto ha llegado de forma repentina y lamentablemente hay cosas ahora que son más importantes. La ilusión es maxima en el vestuario. Pero ahora está en un segundo plano porque ahora lo importante es la salud de todos para que todo vuelva cuanto antes a la normalidad. Pero antes de todo esto se intuía que podíamos hacer algo grande y ahora hay que esperar para ver qué pasa”.

-Jugar con sólo 48 horas de descanso. “Habrá que ver cuándo vuelve todo a la normalidad, en que fecha estamos para ajustar un poco el calendario y una vez visto que no hubiera mas remedio, también tendría que decir algo los médicos y físios que nos acompañan cada día para valorar el riesgo de lesión que haya, pero todos nos tenemos que adaptar a esta situación”.

-Los ERTE en el deporte por culpa del parón de las competiciones. “No somos ajenos a la realidad en la que vivimos, desde el club nos transmiten tranquilidad y con incertidumbre porque no sabemos muy bien todavía qué es lo que va a pasar y cuando vamos a jugar. Y si nuestro club decide presentar algo así tendremos que acatarlo como cualquier trabajador, porque no somos ajenos a lo que está pasando”.

-Trabajo en casa. “Hay ejercicios de todo tipo, adaptados a que todos los podamos hacer en nuestro domicilio, son ejercicios de core, biometria y bicicleta estática”.

-Valoración de una temporada con cambio de posición. “Creo que cada año que pasa aprendo algo nuevo y vivimos situaciones distintas. A me me ha tocado jugar en una posición en la que antes jugaba de forma puntual. Pero he vivido muchas experiencias y he aprendido mucho de ellas para en un futuro ser mejor jugador”.

-Competencia en su puesto, con la irrupción de Le Normand. “La competencia siempre es sana, no solo en el puesto de central y tengo claro que eso nos ha hecho ser mejores jugadores, luego el entrenador decide quien juega pero el beneficiado es el equipo”.

-Aislamiento en casa con su hija. “No tengo una anécdota que pueda contar de estar con ella tanto tiempo en casa, los días se hacen un poco más largos, hay que llevarlos de la mejor forma posible. Tenemos un rincón en el salón para jugar con ella y hay días que se nos va un poco de las manos, y para intentar matar el tiempo ese rincón se convierte en todo el salón, y ella me coge algún balón de mis entrenamientos. Y a veces es un poco caótico”.

-Eurocopa en 2021. “Esta situación nos ha cogido a todos por sorpresa y nadie sabe lo que hubiera podido pasar. Pero te acaba afectando a lo que tenías en tu cabeza, tenías opciones de ir a la Eurocopa, pero si no está temporada, pues lo intentaremos la siguiente para cumplir ese sueño de jugar un torneo internacional de tanta magnitud. Es uno de los grandes objetivos a nivel individual”.

-Felicidad en la Real. “He teñido momentos de mucha felicidad, como los derbis vascos. Son inolvidables. Mi debut en Anoeta fue el momento más bonito que he vivido, porque encima me estrene como goleador con un doblete en Europa League”.

-Relación en el vestuario. “Somos una gran familia y todos nos llevamos muy bien. Pero con los que más trato tengo es con los más sociables o bromistas como Moyá, Aritz o Janu. Aunque creo que con todos tengo muy buena relación.

-Zubieta. “La Real tiene mucha gente que sale de la cantera, se conocen todos desde hace mucho tiempo y eso se nota, es algo por lo que se caracteriza y le diferencia de otros equipos. Y es una de las claves para conseguir pelear por cosas importantes”.