CORONAVIRUS | PREMIER LEAGUE

Las televisiones británicas perderán más de mil millones

Sky Sports y BT Sports, las dos plataformas encargadas de cubrir la Premier, estiman una caída drástica de sus ingresos si el parón perdura hasta el mes de agosto.

Las televisiones británicas perderán más de mil millones
Richard Heathcote Getty Images

La decisión inicial que apuntaba a que la Premier volvería el 30 de abril cada vez parece más utópica. Se espera que el gobierno británico alargue aún más el confinamiento, lo que lastraría aún más al campeonato liguero, posponiéndolo hasta el mes de agosto si fuese necesario. Esto no solo supondría un varapalo económico para los clubes, sino también para las televisiones.

Y es que, según Enders Analysis, una empresa encargada de realizar estudios sobre medios de comunicación, Sky Sports y BT podrían dejar de ingresar más de un mil millones de euros si la Premier no vuelve antes de agosto.

Escenario complicado, pero a la vez nada descabellado, pues el gobierno se está planteando un confinamiento de tres meses, según informa The Guardian. Podría ser aún mayor el parón para el fútbol, ya que, según informa el mismo medio, "las actividades grupales de 25 personas que involucran contacto físico sin protección no serán las primeras permitidas cuando se reanude la vida social".

Esto ha propiciado que dos plataformas de pago como Sky, la empresa dominante en cuanto a programación deportiva, y BT, hayan sacado la calculadora para poder ver cuáles serían las consecuencias para sus arcas en el supuesto de que no volviese a rodar el balón en Inglaterra hasta el mes de agosto. Datos de Enders Analysis estiman que la primera de ellas dejaría de ganar algo más de 766 millones de euros; mientras que BT perdería unos ingresos de casi 250 millones. En otros términos, las pérdidas de ambas televisiones sobrepasarían los mil millones.

Pero este no será su único problema, también tendrán que pensar cómo actuar con sus clientes. Los primeros paquetes de medidas ya se han tomado. Sky ha dejado de cobrar por sus servicios a los clientes comerciales, como los dueños de los pubs, y ha dado la opción al resto de suscriptores de poder pausar sus pagos. BT, por su parte, dará la opción a sus abonados de "discutir" su contrato.