VILLARREAL

El coronavirus trunca el penúltimo intento de Bruno

El centrocampista venía entrenando con el equipo desde hace días, con lo que el plan era probar en estas semanas su estado y sus posibilidades.

El coronavirus trunca el penúltimo intento de Bruno
DIARIO AS DIARIO AS

El capitán del Villarreal, Bruno Soriano, suma más de dos años fuera del equipo (desde el mes de julio de 2017), luchando por regresar al trabajo de grupo y al equipo. Un regreso que se esperaba se pudiera dar a lo largo de este año 2020, en el que el jugador tenía puestas muchas esperanzas de poder regresar e incluso poder jugar.

Tras mucho tiempo de búsqueda y tratamientos, el jugador había visto la luz en la recta final del año pasado, en el que el dolor de sus problemas tras la extirpación del “ostefito en tuberosidad anterior tibial” habían desaparecido. El problema es que una vez superados los problemas iniciales, el jugador venía acumulando problemas adicionales, tras tanto tiempo fuera del equipo. Molestias menores, pero que le impedían entrar de lleno en el trabajo de grupo, algo que el futbolista estaba esperando ya hace semanas.

Pero por lo que ha podido saber AS, esas molestias ya habían desaparecido en las últimas semanas, por lo que el jugador ya habría trabajado con el equipo varios días de forma consecutiva. Y lo mejor, es que tras esas sesiones las sensaciones del jugador eran buenas y positivas respecto a veces anteriores. Por ello, estas semanas parecían claves para decidir el futuro del jugador, ya que por primera vez se veía el posible final de su calvario. Pero justo en este momento, ha llegado esta pandemia del coronavirus, lo que ha hecho que todo parara de golpe.

Así, Bruno ha visto truncado este enésimo intento de regresar al equipo y poder jugar. Desde el entorno del jugador, se veía esta opción con mucho optimismo, ya que las sensaciones eran muy positivas. Bruno ve como tras tanto calvario y tanto trabajo, ahora deberá esperar a que regrese la normalidad al fútbol. El dato destacado es que el jugador acaba contrato este 30 de junio, por lo que habrá que ver qué decisión se toma con su situación. Si LaLiga regresa y hay cierta normalidad para que los equipos puedan entrenar, el capitán amarillo tendrá su última oportunidad de intentar su deseado regreso y de superar esta pesadilla.