VALENCIA

Gameiro y la quinta interrupción

El francés, que no ha podido jugar ni 5 partidos seguidos en LaLiga, ha vuelto a ver su rendimiento frenado cuando parecía que reviscolava.

Gameiro y la quinta interrupción
ALBERTO IRANZO DIARIOAS

La temporada está siendo extraña para Kevin Gameiro, lo es ahora con la interrupción de la competición por el coronavirus pero lo fue previamente por todos los partidos que se perdió por lesión. El protaginosmo del que tanto gozó el curso pasado se ha reducido en gran medida y pese a que el buen rendimiento sí que le ha acompañado cuando se encontraba en condiciones físicas aptas, con esta van cinco las veces que se ve obligado a parar.

Haciendo un barrido por los 39 partidos que ha disputado el Valencia esta temporada, las cifras de Gameiro en lo que se refiere a partidos jugados no son pobres en absoluto ya que se ha calzado las botas en 29 ocasiones. Sin embargo la discontinuidad que ha tenido en las mismas le han privado de, al menos, competir ‘cuerpo a cuerpo’ con Maxi por un puesto en el once. Y es que ni siquiera ha podido disputar cinco partidos de LaLiga consecutivos.

Gameiro arrancó el año a toda velocidad anotando dos goles en los primeros cuatro encuentros de LaLiga, sin embargo la primera lesión llegó en la Jornada 6. Una vez recuperado tres semanas después volvió a ofrecer buenas prestaciones al repartir dos pases de gol en tres encuentros, pero entonces recayó de la lesión muscular. De nuevo y tras once días reapareció, le costó entrar en dinámica ya que en ese momento –Jornada 13 del campeonato- Maxi ya se había hecho con la titularidad, pero cuando pudo partir de inicio por primera vez desde su retorno marcó dos tantos en el Ciutat de Valencia, Gameiro volvía y no había dicho su última palabra. Y entonces, otra lesión muscular volvió a pararle en seco y ya no volvió a jugar en todo el año.

Como el Valencia en general, Gameiro no arrancó bien el 2020 y tras unos partidos en los que no pudo ver portería, unas molestias musculares, las cuartas de la temporada, volvieron a dejarle sin poder viajar a jugar a Getafe. A su retorno al equipo esta vez sí que tuvo las puertas de la titularidad abiertas ya que Rodrigo arrastraba dolores en la rodilla. Ese momento lo aprovechó el francés anotando un golazo frente al Betis y siendo clave en el intento de remontada al Atalanta con un doblete.

Y ahora ha llegado el parón por el Covid 19 ha frenado a Gameiro de su enésima resurrección esta temporada. Pese a todo, con cinco goles, está a solo uno de igualar los seis que marcó el año pasado, eso sí con 14 partidos más. Cuando se reanude la competición, si se reanuda, todavía le restan once jornadas para demostrar que le queda cuerda para rato, porque pese a que desde el cuerpo técnico siempre han estado satisfechos con su nivel, el club escuchó ofertas por él en el mercado de invierno.