PREMIER LEAGUE

Se complica la marcha de Werner rumbo a Liverpool

El atacante del RB Leipzig podría no fichar por el Liverpool debido a su peculiar contrato y la falta de ingresos que sufren los clubes por la crisis del coronavirus.

Timo Werner
GLYN KIRK AFP

La marcha de Timo Werner a la Premier parecía un secreto a voces hasta hace escasas semanas, pero la situación actual en el mundo del fútbol parece haberla puesto en serio peligro. El atacante del RB Leipzig se había convertido en el objeto de deseo de Liverpool, United y City, con el conjunto dirigido por Jürgen Klopp como favorito parece hacerse con la ficha del internacional alemán. Eso sí, la falta de ingresos debido al parón de todas las competiciones y la consecuente falta de liquidez han despertado las esperanzas del cuadro patrocinado por la Red Bull ante la ahora más que probable continuidad de Werner en el Este de Alemania.

El ariete de 24 años de edad dispone de un contrato hasta 2023, pero una cláusula de 60 millones de euros le permitiría abandonar el club germano antes de tiempo. Sus prestaciones en Leipzig, donde suma un total de 27 tatos en 36 apariciones, le han colocado en el foco de los grandes y en el Red-Bull-Arena son plenamente conscientes de ello. “No cabe duda de que el gran rendimiento de Timo con sus goles y asistencias ha despertado el interés de otros clubes“, afirma el director deportivo de los toros rojos, Markus Krösche, en declaraciones recogidas por Sport1.

Fue el propio Werner quien le echó más leña al fuego a través de unas declaraciones de lo más llamativas en torno a Klopp. “Tenemos allí a uno de los mejores entrenadores del mundo como lo es Jürgen“, explicó el goleador, que no dudó en manifestar su voluntad de ponerse bajo las órdenes del preparador alemán algún día: “Muchas cosas indican que encajaría a la perfección allí con mi manera de jugar“, concluyó.

Eso sí, Krösche sabe perfectamente que la falta de ingresos tampoco parará ante los equipos de la Premier: “Tienen los mismos problemas que nosotros. Pensar que no les va a afectar por disponer de inversores es algo erróneo“, subrayó. El peculiar contrato de Werner dificulta la posible marcha aún más. La cláusula tendría que ser activada hasta finales de abril, momento en que la mayoría de clubes todavía no sabrá hasta qué punto les afectará la crisis a nivel económico. Por tanto, lo más probable, a día de hoy, es que una de las joyas más preciadas en el apartado ofensivo siga formando parte del equipo que le lanzó al estrellato y le convirtió en internacional. “Todo es posible“, explica el responsable del área deportiva en Leipzig. “No sabemos cómo evolucionará el mercado de fichajes. Estamos mirando una bola de cristal con mucha niebla en su interior“, concluyó.