REAL MADRID

Jovic, sin excusas: firmó un documento para no salir de casa

Las autoridades serbias le obligaron a firmar un documento cuando retornó a su país para tenerlo controlado. El futbolista incluso está obligado a informar de su estado de salud.

Jovic, sin excusas: firmó un documento para no salir de casa
NurPhoto NurPhoto via Getty Images

Luka Jovic sí estaba informado de las condiciones en las que debía mantener su cuarentena una vez entró en Serbia hace una semana, el pasado viernes. Entre ellas se encontraba la de permanecer aislado en su piso de Vracar, en pleno centro de Belgrado. El jugador, sin embargo, rompió la cuarentena y fue cazado en la calle el miércoles. Esto le ha valido ser objeto de una denuncia penal por parte de la Fiscalía serbia por haber violado la normativa del estado de alerta decretado en todo el país desde el pasado domingo.

Jovic, en su explicaciones de este jueves, acusó a las autoridades de no haberle informado debidamente. Sin embargo, todos aquellos ciudadanos retornados (especialmente los procedentes de España, Italia y Francia) estaban obligados a firmar una documentación especial. En ella, además de comunicarle cómo debía comportarse, se le registraban los datos personales: nombre, domicilio y teléfono de contacto. El objetivo del escrito es tener controlado a estos retornados y, de paso, recordarles sus deberes en la lucha contra el coronavirus Covid-19. 

Es más, el texto obliga al ciudadano que lo firma (en este caso Jovic) a, "además de cumplir la cuarentena obligatoria en aislamiento domiciliario, avisar telefónicamente al Instituto para la Salud Pública de Serbia de cualquier cambio que presente para el seguimiento de su estado de salud", reza el documento en su parte final.

En las últimas horas ha circulado por varios medios de comunicación serbios un modelo de este texto expedido por el Ministerio de Sanidad y supuestamente firmado por Luka Jovic. Más allá de que estas fotografías correspondan realmente al documento que rubricó el futbolista, AS sí ha podido comprobar la autenticidad del formulario. Esto es, Jovic fue obligado a firmar un texto idéntico al que se ha mostrado en los medios serbios.

La opinión pública serbia insiste en que, aun incluso en el supuesto de que Jovic no hubiera leído este texto, debería haber estado al corriente de las medidas impuestas en el país, toda vez que en Serbia no se habla de otra cosa. El volumen de información al respecto de las condiciones de los retornados es inmensa. Cabe recordar que se estima que unos 45.000 serbios han vuelto al país durante la crisis desatada por el Covid-19. En total hay casi un millón de serbios emigrados y dispersados por todo el mundo, casi un 14% del total de su población.