SUIZA

Las triquiñuelas del Sion contra el coronavirus que dejan a Song en paro

Hasta nueve jugadores han sido despedidos sin previo aviso. El club planteó una política rápida de rebaja salarial. El sindicato de jugadores advirtió al conjunto helvético.

Las triquiñuelas del Sion contra el coronavirus que dejan a Song en paro
FERNANDO ZUERAS DIARIO AS

El Sion suizo está tratando de ajustar sus presupuestos a causa del coronavirus que ha provocado el parón de la Liga Suiza y otras tantas competiciones. El club helvético pidió a sus jugadores una rebaja salarial y el paso a un contrato temporal en una velocidad récord y ha acabado despidiendo, sin previo aviso, hasta a nueve jugadores.

Alex Song, ex de Barça, Johan Djourou, ex del Arsenal y Seydou Doumbia, ex del Girona, junto a otros seis compañeros han sido despedidos del club helvético, que ya ha recibido una queja formal por carta del sindicato de jugadores de Suiza.

Según explica el diario Blick, el club envió una carta en la que cambiaba sus contratos a unos contratos temporales con un salario máximo de 12.350 francos y daba como máximo el miércoles a las 12:00 para recibir una respuesta afirmativa para que entraran en vigor estos nuevos contratos.

Los jugadores trataron de ponerse en contacto con sus abogados y sus representantes para gestionar la situación y cuando estos llamaron al club no recibieron respuesta para buscar otra solución a esta situación. Al no saber que respuesta ofrecer o directamente negarse, el presidente del Sion decidió rescindir los contratos de todos estos jugadores sin avisarles justificándose en una supuesta causa "de fuerza mayor".

El sindicato de jugadores ya ha pedido al club que sean inmediatamente readmitidos al considerar esta maniobra "abusiva" y que se busquen maneras alternativas para redefinir sus contratos durante el parón y no la aplicada.

El presidente, Christian Constantin, contestó al sindicato a través de una carta que publican también en la prensa suiza. "Esto es una guerra", aseguró sobre la situación que vive el país para justificar los despidos de los jugadores.