EIBAR

Sergi Enrich ha disputado 150 partidos en Primera con el Eibar

Es el futbolista que más encuentros ha jugado en la máxima categoría con el equipo guipuzcoano. Además, posee el récord con 95 partidos de liga seguidos en Primera con el Eibar.

Sergi Enrich ha disputado 150 partidos en Primera con el Eibar
AMAIA ZABALO DIARIO AS

Sergi Enrich ha disputado 150 partidos de liga de Primera División con el Eibar, siendo el futbolista que más encuentros ha jugado en la máxima categoría con el equipo guipuzcoano.

Enrich ha intervenido en 20 duelos ligueros hasta la jornada 27 de la presente temporada (2019-2020), en la que sólo ha marcado un gol y ha dado 3 asistencias. Ante el Granada (3-0) en Ipurua el 20 de diciembre de 2019 puso fin con un tanto a una mala racha de 9 meses de sequía, que se prolongaba desde que el 31 de marzo, cuando marcó al Levante (2-2) en el Ciutat de Valencia. Está lejos de los números de la pasada campaña (2018-2019), en las que hizo 7 dianas.

El delantero menorquín es uno de los 6 jugadores que ha superado la barrera del centenar de encuentros en Primera con la camiseta del Eibar. Le sigue otro de los capitanes del conjunto eibarrés, el argentino Gonzalo Escalante (144 encuentros), mientras que en la lista hay dos ex-jugadores azulgranas, los vascos Dani García (137), Ander Capa (134), que ahora militan en el Athletic Club. También el japonés Takashi Inui (109), y el conquense Kike García (106) han pasado de los 100 duelos en la 'liga de las estrellas'.

6 partidos en Primera con el Mallorca

Sergi Enrich (Ciutadella, Menorca, 1990) ha intervenido en 156 partidos en Primera, categoría en la que debutó en el Mallorca. Se formó en la cantera del club balear, donde comenzó en categoría cadete, jugando luego en su juvenil (fue internacional con la selección estatal sub-18), y su filial Mallorca B (2009-2010 y 2010-2011) en Segunda B.

Hace 10 años, el 24 de enero de 2010, se estrenó con el Mallorca en Primera ante el Espanyol (1-1) en el estadio RCDE de Cornellà-El Prat. Tenía 19 años y le dio la alternativa Gregorio Manzano, un entrenador que ya le había llevado en verano de 2008 y de 2009 a dos pretemporadas del conjunto balear en Austria.

En total, actuó en 6 partidos en la máxima categoría con el Mallorca, el de su debut en la temporada 2009-2010, y otros 5 encuentros más en la campaña 2010-2011 con Michael Laudrup de técnico. En ambos ejercicios alternaba su presencia en el filial (Mallorca B) en Segunda B, y el primer equipo mallorquinista, donde no pudo consolidarse.

Luego actuó cedido en el Recreativo de Huelva (2011-2012) en Segunda División. Continuó en la 'división de plata' en otros dos clubes, el Alcorcón (2012-2013), y el Numancia (2013-2014 y 2014-2015). En sus dos temporadas con el Numancia marcó 10 tantos y 16 goles, respectivamente, lo que llamó la atención del Eibar, que lo fichó en julio de 2015. En realidad, los eibarreses quisieron ficharle antes, en enero de 2015, pero el Numancia no quiso desprenderse de su goleador en mitad de la competición. Cuando acabó contrato con el club soriano, también se interesaron el Espanyol y el Sporting de Gijón, pero la insistencia del Eibar, que medio año antes ya quiso incorporarlo, le dio sus frutos

Mendilibar confía en Sergi

Coincidió en Ipurua con otro recién llegado, José Luis Mendilibar, un entrenador que siempre ha confiado en él. Así, Sergi Enrich disputó todos los encuentros ligueros (38 y 38) de sus dos primeras temporadas en el Eibar (2015-2016 y 2016-2017), en las que consiguió 9 goles y 11 dianas, respectivamente.

La racha de Sergi continuó en la campaña 2017-2018, en la que intervino en las 19 primeras jornadas ligueras de la primera vuelta, contabilizando 95 partidos seguidos de liga en Primera División, un récord que será difícil batirlo en el Eibar.

Sin embargo, después de dos campañas y media de no perderse ningún duelo, el infortunio apareció en forma de lesión. En un entrenamiento, en enero de 2018, sufrió una rotura del cuerno posterior del menisco interno de la rodilla derecha, por lo que no pudo volver a actuar en el ejercicio 2017-2018, que saldó con 3 dianas.

Ya recuperado, el de Ciutadella disputó con normalidad la pasada campaña (2018-2019), en la que hizo 7 dianas en 35 duelos ligueros. En julio de 2019 volvió a lesionarse en una rodilla en el primer amistoso del Eibar, lo que impidió que pudiera hacer una pretemporada normal. En la actual temporada (2019-2020) ha seguido contando con la confianza del entrenador, Mendilibar, a pesar de su sequía goleadora (1 gol en 20 encuentros de liga y 2 de Copa del Rey). Y es que el menorquín hace un trabajo físico considerable presionando a los defensas rivales, un 'trabajo sucio' que agradece el equipo, lo que le resta frescura para el ataque.