Las Palmas

Raúl Fernández, una pesadilla de 11 meses

El 17 de abril se cumple un año desde fuera operado. Los médicos de la Unión Deportiva Las Palmas le habían diagnosticado ‘apenas’ 90 días de baja.

Raúl Fernández, una pesadilla de 11 meses
Carlos Diaz-Recio

La salida del túnel en el que se encuentra metido Raúl Fernández está cada vez más lejos, acaso con una luz tan tenue como siempre. Ocurre que este martes, 17 de marzo, se cumplen 11 meses desde que el portero bilbaíno fuera operado tras haberse lesionado tres días antes contra el Cádiz. El primer diagnóstico de los médicos de Las Palmas hablaba de tres meses de recuperación. Y ahora, con el coronavirus, superará, salvo milagro, los 365 días sin disputar un partido oficial.

El 14 de abril del año pasado, tras una fechoría en forma de dura entrada de Jovanic, Raúl cayó lesionado en el minuto 81 de un partido que Las Palmas y Cádiz empataban a cero y que acabó 0-3 a favor del equipo andaluz. Luego de las necesarias pruebas médicas, se le diagnosticó una fractura de la rótula izquierda y del quinto metacarpiano de la mano derecha. Casi nada. Tres días y seis días después fue operado de dichas dolencias.

Se inició entonces un largo proceso de recuperación para estar de vuelta en torno a los tres meses, según el diagnóstico inicial de los servicios médicos de la UD. Al menos de manera oficial, no tuvo el alta médica hasta el pasado 17 de febrero pese a que se le veía trabajar con el grupo. “Da gusto verle trabajar, pero la chispa competitiva no la ha cogido. Le esperamos pronto”, anunciaba entonces Pepe Mel.

Coincidió con Manolo Jiménez, Paco Herrera y Pepe Mel. Ninguno dudaba de que Raúl tenía que ser el portero titular, y hasta aquel día contra el Cádiz, fue titular en los 32 partidos ligueros del curso 2018-19, acumulando por ello 2826 minutos sobre el césped.

Sea como fuera, este martes se cumplen 11 meses desde que cayera abatido por aquella durísima entrada de Jovanovic. Ahora, el coronavirus añade más retraso al regreso de Raúl a la portería de Las Palmas, que podría estar, salvo sorpresa, más de un año inédito. Por el momento, no desfallece mientras espera colarse entre Álvaro Valles, titular hasta el parón, y Josep Martínez, que cogieron su testigo en una temporada en que se le esperaba desde la pretemporada. Le queda un curso más de contrato.