BETIS

Mandi, el "ejemplo" de Setién, ve su renovación en stand by

El defensa del Betis estaba a punto de ampliar antes del parón por coronavirus. El ahora técnico del Barcelona: "Es el jugador más receptivo que he tenido".

La renovación del defensa del Betis Aissa Mandi se encuentra en stand by por el parón por coronavirus. Era el jugador "ejemplo" para Quique Setién.
MIGUEL MORENATTI DIARIO AS

Aissa Mandi fue una pieza casi intocable en el Betis de las últimas tres temporadas. Ahora, a las puertas de un cierre de campaña sin objetivos a la vista y con la incertidumbre de un parón por el coronavirus inesperado, el jugador mira al devenir bajo el contexto de una renovación que el club verdiblanco tiene entre manos desde hace meses: cumple contrato en junio de 2021 y ya fue tentado por algunos equipos durante el último verano. Esta prolongación de contrato se encuentra ahora en ‘stand by’ mientras el equipo verdiblanco busca agarrarse a objetivos casi imposibles tras la irregular campaña que firma hasta el momento.

El rol de Mandi en el Betis creció de la mano de Quique Setién, un técnico que admitió que el argelino es el mayor exponente de mejoría que tuvo a sus órdenes. "Ha sido el jugador más receptivo que he tenido, el que más ha escuchado, el que más interés ha puesto en todo", dijo el cántabro sobre él. Setién le convirtió en el zaguero más fiable de su atrevido sistema y Rubi quiso tomar ese relevo sin encontrar, de momento, los mismos frutos.

El franco-argelino sólo se perdió cinco partidos de la presente Liga, pero su suplencia ante el Real Madrid en el último envite propicia un nuevo escenario: Sidnei ha tomado peso de nuevo en el cuadro bético y Bartra parece intocable en un sistema defensivo que tiene a Edgar como su improvisado pivote. Se trata de un contexto inesperado para Mandi, que sin embargo convenció siempre al entrenador para ser de la partida cuando las rotaciones entraron en liza.

Las numerosas piezas del club verdiblanco en su zona defensiva abren un panorama de posibles cambios al cierre de la presente temporada. Si Sidnei y Feddal parecían tener un rol más secundario hace semanas, el improvisado puzle de Rubi expone nuevas incógnitas respecto a esta línea. La cláusula de rescisión de Mandi es de 30 millones y la intención del club era doblarla para cubrirse en un hipotético mercado de precios desorbitados. El deseo del central es dar continuidad a su progresión en Heliópolis y aún espera que esa intención del club encuentre continuidad.