EUROCOPA

Estrellas con problemas a las que beneficia aplazar la Euro

Un buen puñado de jugadores importantes habrían llegado muy justos o tenían en duda su presencia. Hazard, Kane, Asensio, Depay, Dembélé, Pogba, Rashford, Süle...

"A Zaniolo lo esperaría hasta mayo". Roberto Mancini, seleccionador italiano, analizaba hace unos días el futuro de la Euro, para la que Italia está clasificada, pero que a la que habría llegado muy justo, excesivamente, uno de sus jugadores más importantes. El de Zaniolo, el sobresaliente jugador de la Roma, es un caso más de muchos de futbolistas que reciben de buen agrado el aplazamiento de la cita del próximo verano por la pandemia del coronavirus. Y es que las lesiones tenían en vilo a varias estrellas del continente, han castigado su temporada o directamente ponían en duda su participación en la cita de selecciones nacionales. Sea esto último porque por plazos no lleguen o por que lo hagan sin ritmo de competición. "Esta semana será crucial", anunciaba ayer Mancini, que espera la decisión final. El primer partido, el que se tenía que haber celebrado precisamente en Roma el 12 de junio entre Italia y Turquía tenía, por ejemplo, en duda a Zaniolo y descartado a Demiral, líder de Turquía y central de la Juventus, que no se espera que pueda volver a jugar hasta julio. Son un par de casos de otros cuantos a analizar:

Eden Hazard. Real Madrid. 29 años. Belga.

El líder de la selección belga tiene en la mira el retorno desde que se operara en el tobillo el pasado 5 de marzo. Todos los plazos que se manejan es que hubiera podido llegar a la Eurocopa en las fechas en las que estaba prevista, pero incluso se valoraba su vuelta a la competición antes. Si todo va bien y la placa no le da ningún nuevo sobresalto, debería reincorporarse a primeros de mayo. Aplazar la Eurocopa le da un respiro físico y mental.

Dembélé. Barcelona. 22 años. Francés.

Operado en el mes de febrero de la rotura del tendón proximal del bíceps femoral de la pierna derecha, el díscolo futbolista francés ha sido un asiduo de la enfermería. Se estimaba un periodo de baja de entre cinco y seis meses. Deschamps advirtió su buen inicio de campeonato, algo que después se diluyó. El seleccionador galo ha utilizado la táctica del palo y la zanahoria con el jugador del Barcelona, poniendo en valor su talento y su necesidad de ordenarlo.

Depay. Lyon. 26 años. Holandés.

El delantero del Lyon se rompió el cruzado en diciembre, diciendo adiós a la temporada y casi a la Eurocopa. Su selección, la de los países bajos, tiene un elenco de jugadores de primerísimo nivel, pero en la vanguardia tendrían más dudas sin el jugador del Lyon. Memphis o no habría llegado o lo habría hecho en un estado de forma bajo.

Kane. Tottenham. 26 años. Inglés.

El ariete se lesionó el día de Año Nuevo frente al Southampton. Su problema en los isquiotibiales le ha hecho pasar por el quirófano. Mourinho sugirió que quizá no estaría en forma antes de terminar la temporada, mientras que el ariete quiere acelerar lo máximo posible. Inglaterra es otra de las candidatas y el bombardero del Tottenham su principal estilete.

Asensio. Real Madrid. 24 años. Español.

El talento blanco está en la última fase de recuperación después de una importante lesión de rodilla que se produjo en la pretemporada y que ha privado a Zidane de poder tenerle a sus servicio. Es un futbolista siempre muy valorado por Luis Enrique y al que aplazar la Euro hace que la temporada fuera un poco menos dolorosa por lo que ya se ha perdido. Asensio se veía compitiendo por entrar en la lista, pero siempre es mejor tener más margen.

Rashford. Manchester United. 22 años. Inglés.

Su lesión es más grave de lo previsto y era duda para la Eurocopa. Una doble fractura en la espalda que condiciona mucho su futuro y el del United. Es su estrella. Si la baja de Kane habría sido muy problemática para el conjunto inglés, la de Rashford no lo era menos. Solskjaer, su técnico, ya ha dejado claro que primero está recuperarse bien y después, la Eurocopa.

Zaniolo. Roma. 20 años. Italiano.

Su lesión ha marcado un antes y un después en la temporada del conjunto capitalino. Estaba encendido y Mancini se frotaba las manos con su estado de forma unido al de Immobile y al de Pellegrini. Todo se truncó en el Olímpico, cuando su rodilla se quebró en el choque con la Juventus. Era el momento de la nueva joven generación italiana.

Demiral. Juventus. 22 años. Turco.

El central es el líder del nuevo conjunto otomano y, como Zaniolo, cayó lesionado en aquella maldita noche en Roma, justo cuando le estaba ganando la partida a De Ligt por un puesto al lado de Bonucci. Estaba en franca progresión y Turquía sentiría mucho su pérdida.

Sané. Manchester City. 24 años. Alemán.

Otro que sufrió una grave lesión en verano y que todavía no ha debutado. Habría llegado por plazos, pero el estado habría sido toda una incógnita. El extremo germano se puso como meta regresar en abril, otra cosa será recuperar el ritmo de competición.

Pogba. Manchester United. 27 años. Francés.

Del centrocampista se ha hablado más esta temporada de su futuro destino que de lo que ha hecho en el campo, que ha sido poco, entre otras cosas por las lesiones y recaídas. Tuvo incluso que someterse a una intervención en el tobillo. Únicamente ha disputado ocho partidos esta temporada.

Süle. Bayern. 24 años. Alemán.

El central del conjunto bávaro es otro de los que se ha roto el ligamento cruzado. No juega desde octubre, cuando se lesionó de gravedad en el choque contra el Augsburgo. Hace pocos días volvía a tocar balón de forma suave en los entrenamientos y estaba previsto que también apurase para llegar a la cita internacional, pero evidentemente no lo habría hecho en las mejores condiciones.

Aparte de estos casos señalados, por la gravedad de sus lesiones, hay más jugadores a las que los problemas físicos están apartando de acabar la temporada de la mejor manera. Así, por ejemplo, en el Chelsea futbolistas como Kanté (Francia), Abraham (Inglaterra) o Kovacic (Croacia) que se están perdiendo un tramo importante de la temporada por los problemas físicos. En el Valencia, está el caso de Rodrigo (España), a quien las lesiones de rodilla no le han permitido mantener su buen momento. Y qué decir de Lucas Hernández (Francia), que ha pasado un calvario esta temporada en el Bayern.