ATLÉTICO

Morata se rompe

El '9' viajó renqueante por unas molestias, terminó de romperse en el Liverpool-Atlético, donde jugó 18' e hizo un gol. Sufre una lesión muscular en los isquios. Baja un mes.

Y Morata al final se rompió. El delantero, que viajó a Liverpool ya con molestias, retirado cuatro días antes del Atlético-Sevilla 'tocado' en un muslo derivadas de un golpe, acabó por lesionarse en los 18 minutos que jugó en Anfield. Al llegar a Madrid Morata se sometió a pruebas, como informaba este mediodía la Cope y ha podido confirmar AS, y éstas han confirmado lo que se temía: sufre una lesión muscular en los isquios. Estará de baja entre cinco y seis semanas.

Es la segunda lesión muscular que el delantero sufre en mes y medio, aunque las dos podrían estar relacionadas, por fatiga muscular (aunque una, aquella, fuese en el gemelo y ésta en el isquiotibial) ya que el ‘9’ rojiblanco se rompió en el derbi ante el Real Madrid el pasado 2 de febrero y forzó para regresar, estar listo para la ida ante el Liverpool de octavos de final, el 18 de febrero. Es decir, forzar de tal manera que, en tan sólo 16 días, estaba de vuelta, un plazo ajustadísimo. El Valencia-Atlético le sirvió como rodaje, allí tuvo sus primeros minutos, y ante el Liverpool fue titular. Pero sin la chispa, frescura y la fortaleza física que ha demostrado durante parte de la temporada. Ante el Sevilla, el pasado fin de semana, terminó yéndose al banquillo entre gestos contrariados y señalándose una nalga.

La lesión número 27 del Atlético esta temporada

El lunes en Madrid no se entrenó con el grupo. El miércoles sorprendió su presencia en el banquillo, debido a esas molestias que arrastraba, y la ausencia de futbolistas capaces de cambiar un partido desde el banquillo como Vitolo en los 18 elegidos por Simeone para jugar la vuelta de octavos ante el Liverpool. Entró en el minuto 102 por João Félix y en el primer sprint, zas, mordisco y lesión. Aún así, siguió jugando, el entrenador ya no tenía cambios para sumarle a la heróica: el Atlético, ya clasificado para cuartos por el doblete de Llorente, ganaba al vigente campeón de Europa con el gol del cojo. Lo hacía Morata. Dos días después del partido apenas podía caminar. Las pruebas confirmaron esa lesión (a falta de que el club lo haga de manera oficial, emitiendo un parte médico). Es la número 27 del Atlético esta temporada y llega cuando el Cholo tenía a su disposición a todos sus futbolistas, una vez recuperado Lemar.