Alemania se replantea concentrarse en España 5 días

Anuncia que el partido ante Italia (31-M) se jugará a puerta cerrada y ya se pone en duda que la Mannschaft pase cinco días en Madrid, como teía previsto. Francia también jugará sin público.

Joachim Löw, seleccionador alemán, habla con sus jugadores antes de un partido ante Irlanda del Norte.
REUTERS

El partido amistoso que enfrentará a las selecciones de Alemania e Italia el próximo 31 de marzo en Nuremberg también se disputará a puerta cerrada. Así lo confirmó la Federación Alemana de Fútbol (DFB) en un comunicado emitido durante la jornada del martes. La decisión de suspender todos los eventos con más de 1.000 participantes fue tomada por el gobierno bávaro, incluyendo también todo tipo de eventos deportivos en esta nueva normativa.

“La salud está por encima de todo“, dijo Friedrich Curtius, secretario general de la Federación. “Estamos en contacto diario y permanente con las autoridades y confiamos en su palabra. Los responsables han definido un procedimiento, por el que estamos muy agradecidos, en una cuestión tan compleja y difícil para nosotros. Nos deja un sabor agridulce que este clásico de fútbol tenga que jugarse con las gradas vacías“, sentenció.

Queda por ver cómo afecta el brote del coronavirus al amistoso previo del combinado alemán ante España, previsto para el 26 de marzo en Madrid. El aumento de casos en la capital provocará con casi total seguridad un replanteamiento de los planes de la Mannschaft, que tenía pensado pasar un total de cinco días en Madrid. El equipo tenía previsto desplazarse a Madrid el 25 de marzo y concentrarse en tierras españolas hasta el 30 de marzo.

Francia también sin público

El presidente de la Federación francesa de fútbol (FFF), Noël Le Graët, también comunicó que los dos amistosos que Francia tenía fijados para finales de este mes de marzo se disputarán a puerta cerrada. Los bleus se medirán a Ucrania (27-M) y a Finlandia (31-M) sin público en las gradas. Además, el mandatario francés anunció que el choque ante los finlandeses ya no será en Lyon sino en París, en el Stade de France de Saint-Denis.