REAL ZARAGOZA

"En Málaga tendremos cero opciones si jugamos como en Santander"

Víctor Fernández asegura que su equipo deberá jugar al 100% si quiere puntuar este domingo en La Rosaleda: "Ellos son uno de los mejores equipos de la categoría".

"En Málaga tendremos cero opciones si jugamos como en Santander"
ALFONSO REYES

—¿Cómo afrontan el partido contra el Málaga?

—Es un equipo que no pierde en casa desde octubre y que sólo ha perdido un partido en las últimas catorce jornadas. Me sorprende un poco el discurso de ellos de que es un equipo para luchar por la salvación porque me parece que es uno de los mejores equipos de la categoría. Un equipo con mucha calidad y recursos que no tiene una profundidad en lo que es la plantilla en cuanto a número de licencias, pero los que tiene son jugadores muy considerados. También tiene uno de los presupuestos más alto de la categoría, uno de los campos más grandes de la categoría y una de las aficiones más numerosas de la categoría. Evidentemente, ese mensaje es para quitarles presión, pero para mí es indiscutible, tanto por su trayectoria reciente como por su potencial, que es un equipo muy grande y si nosotros queremos tener una mínima opción de puntuar, debemos jugar al 100% y hacer un muy buen partido en lo defensivo y en lo ofensivo, en la línea de los encuentros que hemos hecho en los últimos meses. Evidentemente, si jugamos un partido similar al del Racing de Santander, tendremos cero posibilidades en Málaga. Para mí es uno de los mejores partidos que se pueden ver en estos momentos en Segunda.

—¿Cómo están James, Vigaray y Luis Suárez?

—Recuperamos a Soro, que ya es un tema importante, ya que la semana pasada tenía unos umbrales de fatiga horrorosos. Vamos a ver la evolución de estos tres jugadores y tendré que medir si aprieto y tiramos con todo con todas las consecuencias o intentamos ser un poco más cautos como lo fui con Soro en Santander, aunque estos vienen de un problema más importante. Estoy contento con su evolución y ya veremos cómo están de aquí al domingo.

—¿El hecho de que Guti no pueda estar por sanción puede llevar a un cambio de sistema para intentar fortalecer el centro del campo?

—Va a depender de cuáles de los tres no estén en las mejores condiciones. No es lo mismo si juega o no Vigaray o si juega o no Luis Suárez, que es el que más posibilidades tiene de estar disponible. Y también es muy importante saber si puede jugar James y si lo hace en qué posición lo ubicamos. Está en función de los jugadores que sean recuperables. Por lo demás no puede haber grandes modificaciones en lo que es el dibujo y la elección de jugadores. Yo sé que no van a estar todos al 100% y vamos a ver hasta qué punto castigamos el equilibrio del equipo. No estoy excesivamente preocupado, aunque me gustaría llegar en mejores condiciones.

—¿Se plantea la posibilidad de situar a Nieto en el centro del campo?

—Esa sería una opción porque ya la hemos hecho en otros partidos, pero son muchas piezas a encajar, ya que la presencia o no de Vigaray también te condiciona el banquillo. Evidentemente, si no tenemos centrocampistas, Nieto no es descartable, pero no es lo que yo busco ni pretendo. Me gustaría que esa fuera la última solución.

—¿Cómo está Dani Torres?

—Es un jugador que no tiene ningún tipo de percance físico, que está entrenando con regularidad y que está mucho mejor que cuando llegó. Ahora aporta mucha más calidad en los entrenamiento porque se siente mejor en estas dos últimas semanas y tampoco es un jugador descartable. Es un futbolista con oficio que puede jugar perfectamente.

¿Qué le dice que el Málaga sea el equipo menos goleado de la categoría?

—Cuando jugamos contra ellos en la primera vuelta también tenían muy buenas cifras en el apartado defensivo y les marcamos dos goles y fue un partido muy abierto. También tenían dificultades para meter gol y nos hicieron dos. Ahora tienen otro entrenador, han pasado bastantes meses, los dos equipos hemos cambiado, pero es una cifra llamativa. Lleva muchas jornadas siendo el equipo menos goleado. El Málaga trabaja muy bien como bloque a nivel defensivo, pero sobre todo tiene un portero muy regular, una defensa muy bien configurada, con oficio, experiencia, juego aéreo, contundencia y muchísima velocidad en los laterales, y habitualmente juega el mejor pivote defensivo de la categoría, que es Keidi Bare. Ya son cinco o seis jugadores que le dan mucha consistencia al equipo y las cifras quizás dicen que no es un equipo con mucho gol, pero tiene mucha velocidad y desequilibrio. Esa fortaleza defensiva es su seña de identidad y tendremos que estar muy precisos todas las veces que lleguemos a la portería rival porque no es un equipo que dé muchas opciones al contrario, aunque también las da.

—El equipo es segundo con cinco puntos de ventaja sobre el tercero sin haber repetido alineación en ninguna de las treinta jornadas disputadas.

—Desde el principio hay un sello de identidad en el grupo, que es que ha tenido una gran capacidad de superar adversidades. En ese sentido somos un equipo con una mentalidad fuerte, donde todo el mundo entendemos que debe considerarse importante más allá de los minutos de juego que tenga, ya que siempre va a haber jugadores que jueguen mucho más que otros porque así es el fútbol. Es uno de nuestros principales valores, que la gente está entrenando bien y cuando les llega la oportunidad están capacitados para dar una muy buena respuesta. Eso lo tenemos que llevar hasta las últimas jornadas porque todos los equipos tienen bajas y debemos estar preparados para suplirlas. Lo estamos llevando más o menos bien y así tiene que ser hasta el final, pero todo responde a que hay un gran espíritu de superación ante la adversidad.

—El Zaragoza ya sabrá antes de jugar lo que han hecho todos sus rivales directos. ¿Le gusta que sea así o preferiría que no?

—Ahí estará un poco cómo interiorice cada uno la información. Está claro que si juegas más tarde que ellos, todos los rivales pensarán que La Rosaleda es un escenario donde el Real Zaragoza puede perder. Respecto a nosotros, a mí no me distrae mucho. Evidentemente, sabré los resultados, pero no me afectará en cuanto a cómo debemos afrontar la competición. No creo que haya una relación entre lo que ocurra posteriormente y la información que nos hayan dado los partidos.

—Lalo señaló que no contempla otro escenario que su continuidad en el banquillo. ¿Qué le parece?

—Yo quiero ser invisible y lo único que me preocupa y ocupa en estos momentos es luchar con mi grupo y mi afición por conseguir el sueño y es en lo único que debemos estar pendientes. No hay nada que decir y ya veremos lo que ocurre al final de la temporada. No debemos entrar ni en debates, ni en especulaciones, ni en comentarios, ni en nada de nada. Yo estoy centrado en lo que corresponde, que es ganar partidos y ganar en Málaga, que es lo más importante.