CHELSEA

La resurrección de Marcos Alonso en el Chelsea

La temporada 2019/20 de Marcos Alonso con el Chelsea le está permitiendo volver a ofrecer su mejor versión como futbolista para ser de nuevo titular

La resurrección de Marcos Alonso en el Chelsea

Marcos Alonso ha recuperado la regularidad en las filas del Chelsea. El lateral izquierdo español del conjunto inglés vuelve a ser un fijo en las alineaciones tras un periodo de ausencias que le apartaron de la primera línea competitiva.

Tras su temporada de explosión deportiva durante la etapa de Antonio Conte en el banquillo Blue, poco a poco fue minimizando su protagonismo, fue minimizando sus cifras deportivas y acabó siendo, de forma más rutinaria, suplente. Emerson acabó consolidándose en el carril izquierdo y otorgó a Marcos Alonso un papel secundario, casi nulo, casi ausente.

Sin embargo, esta temporada, con la Eurocopa 2020 en el horizonte, la llegada de Frank Lampard le ha otorgado nuevamente el protagonismo que muchos pedían en el entorno de Stamford Bridge. El jugador español comenzaría, poco a poco, a obtener más minutos, comenzó a igualar sus apariciones con su rival por el puesto, Emerson, y actualmente, en las últimas semanas, se ha convertido en el dueño y señor del carril zurdo.

De menos a más hasta ofrecer una versión similar a la que maravilló hace unos años. Lampard le volvió a conceder la confianza que ansiaba y su rendimiento ha sido progresivo. De hecho, dentro del contexto doméstico de este proyecto del Chelsea, ha sido una de las grandes novedades. Sin poder fichar, ha sido uno de los más notables refuerzos del club inglés respecto al curso anterior. No por ser un fichaje, sino por la recuperación deportiva que ha vivido y está ofreciendo semana tras semana.

Frank Lampard está recuperando en muchas ocasiones el esquema de tres centrales con dos carrileros (como en su día Antonio Conte). Sin duda alguna, un planteamiento táctico que provocó la explosión deportiva y mediática de Marcos Alonso demostrando, ahora nuevamente, que es el que mejor se ajusta a su perfil sobre el terreno de juego. Con más presencia de jugadores en la zaga atrás exime de labores defensivas, minimiza (que no exime) su presencia en ese ámbito y eso facilita su expansión territorial a lo largo de un carril izquierdo que ha firmado las paces con el jugador español.

Su presencia en ataque como complemento exterior vuelve a ser un punto clave del Chelsea. Tanto de forma directa como secundaria. Su juego por fuera, en el carril, ofrece mayor longitud de recorrido y la línea de fondo vuelve a tener focos. Pero, también, llegando como protagonista secundario en el segundo poste cuando los centros desde banda derecha no encuentran dueño. Ahí suele aparecer Marcos Alonso, y lo está aprovechando muy notablemente también a nivel ofensivo, ya que acumula muchas ocasiones de gol y en los últimos cuatro partidos del conjunto de Londres ha firmado y sellado tres goles en su casillero.

Una de las mejores noticias de este Chelsea. Los de Stamford Bridge parecen haber sufrido las consecuencias físicas de un proyecto cogido con pinzas por la ya extinta sanción de la FIFA, pero en las últimas semanas han encontrado un haz de luz productivo y efectivo en la figura de su lateral zurdo. Y Frank Lampard es consciente de ello.