BUNDESLIGA

Las pancartas contra Hopp obligan a detener también el Union Berlín-Wolfsburgo

El encuentro entre el Union Berlín y el Wolfsburgo tuvo que ser detenido después de que se exhibiesen pancartas ofensivas contra Hopp, igual que sucedió el sábado en el Hoffenheim-Bayern Múnich.

A punto de llegarse al descanso en el Stadion An der Alten Försterei de la capital alemana, un grupo de aficionados mostró pancartas contra el magnate del conjunto de Sinsheim, como ocurriera el sábado en el Hoffenheim-Bayern Múnich, y, como en esa ocasión, el partido se detuvo.

Los jugadores del Union se dirigieron a las gradas para hablar con sus seguidores, y tras ello, los futbolistas de ambos equipos salieron del campo. Pasados unos minutos y tras la retirada de las pancartas, el choque pudo reanudarse.

El sábado, el duelo entre el TSG Hoffenheim y el FC Bayern fue interrumpido casi 20 minutos debido a los insultos y las pancartas en contra Hopp por parte de los aficionados del conjunto muniqués. En el minuto 78 y con 0-6 en el marcador, el árbitro Christian Dingert decidió suspender el juego.
 
Después de que los jugadores de ambos equipos se marchasen a vestuarios, el partido se reanudó, y los dos conjuntos agotaron los 13 minutos restantes pasándose el balón y escenificando de manera conjunta su protesta entre aplausos del resto del estadio.

Estos incidentes se producen días después de que el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Fritz Keller, condenase enérgicamente la exhibición de otra pancarta con una mirilla de escopeta en el estadio del Borussia Mönchengladbach y que tenía la imagen del rostro de Dietmar Hopp.

La fiebre 'anti-Hopp' ha crecido en los últimos tiempos; ciertos aficionados acusan al magnate de adulterar la competición y el equilibrio entre los clubes tradicionales después de que este convirtiese al Hoffenheim en equipo de la Bundesliga, de la misma manera que cargan contra la empresa de bebidas energéticas Red Bull por hacer lo mismo con el RB Leipzig.