LEEDS

Kiko Casilla, sancionado con 8 partidos por un acto racista

El guardameta tendrá que pagar también cerca de 70.000 euros por insultar gravemente a Jonathan Leko, jugador del Charlton. El jugador lo negaba.

Kiko Casilla ha sido duramente sancionado con ocho partidos y cerca de 70.000 euros de multa por proferir presuntamente un insulto racista a Jonathan Leko, jugador del Charlton. Aquello sucedió en un partido del Leeds, del pasado 28 de septiembre. El guardameta lo negó enérgicamente, pero la FA Cup desoyó sus alegaciones y le ha condenado a una sanción que no solo le afecta en el plano deportivo, sino también en su futuro profesional.

El ex del Real Madrid ha sido acusado de infringir la Regla E3 de la FA, que considera insultos racistas como una "violación agravada". El Leeds, en su día, salió en defensa de Kiko Casilla, emitiendo una nota en la que informaba de que el jugador no había pronunciado tales palabras. De todos modos, el comité ha decidido imponerle la mínima sanción, que podría haber llegado a ser de 12 partidos. 

John Brooks, árbitro de aquel enfrentamiento entre Charlton y Leeds, actuó de oficio y fue el que informó a la FA de que un futbolista había escuchado el presunto insulto racista de Casilla. El procedimiento reunió a lectores de labios e intérpretes de español para dilucidar qué es exactamente lo que dijo el portero. Así pues, la sanción responde a una investigación que ha sido cuestión de meses y que castiga con firmeza el presunto acto del internacional español.

De todos modos, Kiko Casilla todavía no se ha despedido de la temporada. A falta de once partidos para la conclusión del campeonato, está a tiempo de disputar las últimas citas. El Leeds, al menos en primera instancia, no tomará medidas más allá de las impuestas por la FA contra él. Hasta el momento, al menos, era un indiscutible y sumaba todas las titularidades posibles en la Championship.

Comunicado del Leeds

El Leeds United ha emitido un comunicado, en el que asume la sanción impuesta sobre su jugador, aunque sigue creyendo en su inocencia. "Queremos dejar claro que no toleramos ninguna forma de discriminación dentro de nuestro club y que somos los primeros en luchar contra la discriminación dentro de nuestra comunidad", expone, para, a continuación, tirar su defensa: "Es importante reconocer que Kiko siempre ha negado haber hecho esos comentarios racistas. La FA ha basado su decisión en la probabilidad en lugar de demostrar que es culpable más allá de cualquier duda, lo cual siempre pensábamos que la carga de la prueba es la más apropiada".