LEICESTER 0-MANCHESTER CITY 1

El City salva su primer 'matchball' y se anima para el Bernabéu

Con un gol de Gabriel Jesus, el City sacó adelante su primer gran desafío de la semana, se afianza, por fin, en una segunda posición y llega al Bernabéu con moral.

El City salva su primer 'matchball' y se anima para el Bernabéu
OLI SCARFF AFP

Le costó lo indecible, tuvo que apurar hasta los últimos diez minutos e incluso le detuvieron un penalti, pero el Manchester City consiguió sacar adelante su primer gran desafío de la semana y se afianza, por fin, en una segunda posición que no debe perder aunque la Premier esté ya imposible. Gabriel Jesús, que había entrado en la segunda mitad, consiguió batir a un Schmeichel muy seguro que no pudo hacer más para mantener a los suyos en el encuentro.

El Leicester volvió a demostrar, una vez más, que no se arruga ante los grandes. El único equipo que hasta la fecha ha conseguido arrebatarle un solo punto al intratable Liverpool, puso también contra las cuerdas al vigente campeón, que presentó una alineación prácticamente de gala para iniciar una semana decisiva. En el horizonte, los octavos de la Champions contra el Real Madrid y la final de la Copa de la Liga.

A pesar del importante regreso de Laporte, que aún está cogiendo ritmo tras su lesión pero que es capital para la solidez defensiva de este equipo, los foxes disfrutaron de las mejores oportunidades, como por ejemplo la que envió Jamie Vardy al poste en un mano a mano con Ederson. Para mano, también, la de Kevin De Bruyne, que desvió una falta de Maddison intentando cubrirse la cara y que perfectamente podría haber sido señalada como pena máxima. Ni el árbitro en el campo ni el del VAR así lo consideraron, como tampoco un placaje del portero brasileño sobre Iheanacho, que se tuvo que marchar lesionado en el descanso.

El que sí que vieron fue el que cometió Praet al desviar con su brazo un disparo de Gündogan, pero Agüero, que disparó a reventar desde los once metros, se encontró con las piernas de Kasper Schmeichel, que estuvo muy seguro durante todo el partido. Pero cuando faltaban 10 minutos, cuando parecía que los citizens iban a ser incapaces de escalar su primera cima, Gabriel Jesús, que acababa de entrar y que venía de hacer un flojo partido ante el West Ham, consiguió batir al meta danés.