LEVANTE - REAL MADRID

Melero: "Zidane es ideal para un equipo como el Real Madrid"

Gonzalo Melero, que pasó una década en la cantera blanca, tuvo que salir del Castilla cuando le dirigía el técnico francés para llegar a la élite.

Gonzalo Melero posa para As.
ALBERTO IRANZO DIARIO AS

Después de una década en la cantera del Real Madrid, donde ingresó a los 10 años y partió con 20, Gonzalo Melero tuvo que hacer las maletas convencido de que era el mejor camino para dar el salto al fútbol profesional cuando estaba en el Castilla de Zinedine Zidane. "Yo salí del Madrid porque en el mercado de invierno llevaba seis meses jugando muy poco en el Castilla. Sí que es verdad que hablé con Zidane y él me dijo que quería que estuviera en plantilla, me quería tener ahí. Pero con esa edad yo entendía que tenía que jugar y al final me llamó Manolo Díaz, que fue mi entrenador la temporada anterior en el C, para que fuera a la Ponferradina. Tenía ganas de dar el salto al fútbol profesional, sabía que antes o después saldría del Madrid y me lo tomé como un paso adelante", explicaba el centrocampista a este periódico tras su fichaje. No se equivocó. Madridista confeso, en la primera vuelta se estrenó con gol en su debut en el Santiago Bernabéu. Ahora, analiza para AS el choque de mañana en el Ciutat de València.

¿Cómo está?

Bien, bueno, recuperado ya después de todos los problemas de las dos lesiones y poniéndome al 100% y con ganas de ayudar al equipo.

¿Cómo se encuentra físicamente? (Fue el descarte frente al Villarreal)

Totalmente recuperado. No noto nada entrenando y mira que en anteriores entrevistas le pedí salud al 2020 y a las primeras de cambio ha surgido un contratiempo. Pero espero que sea el último y estoy con ganas ya de no salirme del grupo en lo que queda del año.

Da la sensación que en los últimos dos años las lesiones no le han permitido desarrollar todo su potencial.

Pues sí y además yo siempre creo que había destacado por eso. Porque en las temporadas anteriores, en Huesca o en la Ponferradina, siempre había estado disponible y no había tenido ningún contratiempo. Y sí que es verdad que estos dos últimos años, con la lesión de pubis del año pasado, que fueron muchas idas y venidas, y con las dos lesiones musculares pues parece que llevo una temporada donde las estoy acusando bastante. Lo vivo con cierta rabia porque siempre había sido un jugador que no había tenido ningún problema y es una situación que no gusta a nadie, está claro.

A nivel físico es maquinaria pesada, un jugador corpulento, ¿le cuesta más coger el ritmo por esa circunstancia?

Sí, desde luego. Yo soy el primero que lo sé y me cuesta un poco sobre todo después de estar un tiempo parado coger la forma. Encontrarme con la típica chispita a la que muchas veces nos referimos los jugadores para estar cómodos. Muchas veces me cuesta un poquito y necesito dos o tres partidos para dar el 100%.

Y ahora llega el Real Madrid, casi sin margen para coger ritmo, pero partido siempre especial para usted. ¿Piensa que tiene opciones de ser titular?

Sí, llevo dos partidos sin jugar. Pero bueno, al final todos sabemos que cuando llevas tiempo sin jugar y juegas te van a exigir lo mismo que aunque lleves diez partidos seguidos. Así que entreno fuerte para estar al 100% y, bueno, sí que es un partido especial, con un extra de motivación si cabe y ojalá que aquí en casa les pongamos las cosas difíciles y podamos ganarles.

En la ida, en su debut en el Bernabéu, no pudo estrenarse con mejor pie.

Yo me acuerdo que sabía que no iba a ser titular y hablando con mis compañeros, con mi familia, con todo el mundo… yo decía que ya solo poder debutar era un sueño para mí. Y, bueno, fue el debut soñado a nivel individual a pesar del resultado, pero aún así guardo un muy buen recuerdo de mis minutos allí.

¿Cómo fue el momento del gol?

No tenía localizados a los míos en el gol. Sí que fue mucha gente, pero estaban desperdigados. Cada uno conseguía las entradas un poco como podía y fue todo muy rápido. Era el 3-2, teníamos que intentar sacar algo de ahí y simplemente recuerdo el centro de José (Campaña), mi llegada al segundo palo y volver corriendo a nuestro campo casi sin celebrarlo para intentar empatar y sacar algo positivo.

El tanto llega en una de sus especialidades, el juego aéreo.

En mis inicios no era un jugador que destacaba por estas acciones, muchas veces me quedaba hasta fuera de la zona de remate. Pero creo que es una de mis virtudes que he ido evolucionando con el paso del tiempo. En los últimos años le he prestado mucha atención y gracias a Dios en mis años en Huesca marqué muchos goles a balón parado, prácticamente de los que más de la categoría. Y este año mi gol ha llegado así. Creo que es una virtud bastante buena que tengo. No creo que sea de los que mejor remato de cabeza, pero sí que es verdad que toco muchos balones. Le pongo mucho ímpetu y mucha actitud a esas jugadas e intento siempre en cada acción hacerme notar.

"Valverde se está convirtiendo en uno de los mejores medios del mundo"

Sin ser el más alto o el que más salta. ¿Don o trabajo?

Creo que mucho está en la actitud y en cómo afrontar las jugadas. Nunca había tenido esa virtud, pero sí que es verdad que con los entrenadores o mi padre, que hablo con él mucho de estas cosas, me decían que era más una cuestión de actitud, de la manera de ir a las jugadas, cómo tomarse el duelo. Y ahora esas jugadas me gusta disputarlas, me gusta estar ahí y cuando no gano alguna acción me da bastante rabia. Me gusta esta presencia aérea defendiendo, atacando... en todos lo lances del juego e intento salir ganador.

¿Ve al Madrid preparado para llevarse LaLiga?

Les veo bien, mejor que los últimos años que el Barça había estado muy fuerte. Sí que es verdad que creo que este año los grandes se están dejando puntos contra rivales más pequeños y lo importante es estar ahí hasta el final. Creo que el Madrid cuando tiene algo de ventaja tiende un poco a relajarse y no debería ser así. Porque todos los puntos suman y los echas de menos al final. Pero ojalá que se dejen tres puntos el sábado y a partir de ahí sean capaces de ganar LaLiga.

¿Qué parte de mérito le otorga a la vuelta de Zidane?

Al final yo nunca he estado en el vestuario del Madrid, pero siempre he pensado que hay gente con mucha personalidad, con muchos egos y creo que tiene que haber alguien respetado al 100%. Y Zidane, obviamente, lo es. Creo que se lo ha ganado por su carrera futbolística y por su vida como técnico. Sinceramente, creo que es el mejor entrenador para un equipo como el Madrid y ojalá que sigan ganando como lo están haciendo. Yo soy un seguidor más a pesar de que ahora defiendo otros colores.

Hablando de Zidane, ¿qué tal Paco López? Confía mucho en su figura.

Pues muy agradecido. Al final siempre he dicho que estoy aquí porque él me llamó y me transmitió su confianza. Y, bueno, al principio jugaba menos, he pasado por momentos de jugar más, de no jugar ningún minuto, pero en todo momento he sentido confianza. Estoy muy agradecido y con muchas ganas de devolverle esa confianza sobre el terreno de juego. Seguro que vamos a estar bastante tiempo juntos y voy a seguir trabajando en mi mejora individual y en ser mejor futbolista.

Da la sensación de que cuando está disponible, echa mano de usted.

Creo que podría decirte que me sorprendió un poco hasta a mí. Después de tanto tiempo parado y sabiendo que muchas veces me cuesta coger ese estado de forma; aunque sí que es verdad que jugando es como mejor se coge. Pero agradecido, no te puedo decir otra cosa. También te he dicho que cuando he jugado menos también he estado ahí. Al final creo que a todos nos gusta jugar pero hay que sumar de todos los lugares. El míster sabe que juegue más, juegue menos o si no voy convocado siempre voy a estar ahí a disposición del equipo y creo que también es una de mis virtudes.

Con Rochina y Radoja lesionados, se le abren de par en par las puertas de la titularidad.

Desgraciadamente porque Rochi estaba en un gran momento de forma y es un jugador muy importante para nosotros. Pero hay que estar preparados. No sé si tendré opciones de jugar. Si es así las intentaré aprovechar al máximo al servicio del equipo y sino pues estar disponible porque puede haber mil imprevistos, cambios en la segunda parte y hay que estar preparado para jugar los minutos que te requiera el míster.

A lo largo del año ha jugado en diferentes posiciones (en banda, más adelantado, en el doble pivote e incluso de pivote único). ¿En cuál se siente más cómodo?

Creo que en el doble pivote. Al final, jugando en un 4-4-2 tienes libertad para ir hacia arriba y luego también te exige trabajar cerca de la defensa. A mí me gusta un poco ayudar en todas las facetas. Creo que cuando estoy muy adelantado, internamente me da rabia no poder ayudar más abajo, como pasó en Sevilla en Liga. Donde más cómodo me encuentro es ahí, ayudando en todas las facetas y estando siempre un poco presente en todos los lances del juego.

¿Y con quién se siente mejor como pareja en la medular?

Me he encontrado cómodo siempre cuando he jugado en esa posición. Sí que es verdad que en la racha de partidos donde mejor he rendido estaba jugando con Radoja y estábamos en un buen nivel los dos y por eso parece que el equipo se encontraba bien. Creo que todo el equipo hizo unos buenos partidos y fue consecuencia del estado de forma, pero tampoco destacaría a nadie en especial. Al final todos somos compañeros, unos días te toca con uno, otros con otro y ahora creo que Nikola (Vukcevic) lo está haciendo muy bien y creo que después de estar tanto tiempo un poquito en la sombra me alegro por él porque pueda disfrutar y hacerlo a buen nivel, que es el que tiene.

¿Piensa que la reacción del Madrid se ha fraguado en el centro del campo?

Sí que es verdad que después de un tiempo donde parecía que Kroos y Modric no estaban al nivel que nos tenían acostumbrados, han pegado ese saltito, esa vuelta a su nivel digamos. Y, sobre todo, la irrupción de Valverde, que ha sido esperada por muchos e inesperada para otros. Pero está claro que hoy en día se está convirtiendo en uno de los mejores mediocentros del mundo. Eso unido a Casemiro, que creo que está a su mejor nivel. Se atreve a hacer cosas que antes no hacía, a mí me parece que está a un nivel espectacular. A raíz de ahí y sobre todo de la defensa. Porque han empezado a encajar muchos menos goles y para un equipo como el Madrid eso es fundamental porque la calidad arriba la tienen. Así que creo que esa unión de un centro del campo a un muy buen nivel unido al hecho de recibir menos goles creo que les ha impulsado para ser líderes y estar en un muy buen momento.

Eso la iba a preguntar, menuda irrupción la de Valverde.

Sí, sí, espectacular. Yo cuando le he visto partidos a ese nivel, vamos, enamorado. Y eso que le saco unos años. Esa fuerza, esa potencia... creo que está al alcance de muy pocos y creo que tiene un futuro increíble por delante.

¿Y a Borja Mayoral lo ves preparado para llegar al Madrid algún día?

Ojalá que pueda volver. Personalmente, pienso que el año que viene es un poco pronto. Todavía tiene que curtirse. Siempre lo hablo con él personalmente que tiene que meter goles. Al final para los delanteros no todo es el gol, pero es muy importante. Creo que es muy similar futbolísticamente a lo que puede ser Benzemá, pero él son palabras mayores. Así que ojalá. Es muy joven, tiene mucho tiempo para crecer y ojalá en dos o tres años pueda estar ahí. Me parece un delantero de un nivel muy bueno y seguro que va a estar en equipos grandes. Ojalá sea en el Madrid porque sería una alegría para todos.

Ahora que ya lleva un tiempo aquí, ¿qué balance hace de sus primeros meses en el Levante?

Ya lo dije al principio y lo mantengo. Me ha sorprendido mucho porque creo que futbolísticamente di un salto de nivel por la calidad de mis compañeros. Creo que el nivel que vivo día a día es superior al que he visto los fines de semana en competición y eso me da especialmente rabia porque soy de los que piensa que el equipo podría estar un poco más arriba. Pero estoy muy contento de poder dar ese salto, de seguir mejorando y poder estar rodeado de gente mejor. Estoy agradecido y muy contento de tener contrato aquí para más años y con ganas de seguir mejorando y seguir haciéndolo aquí.

¿Cómo gestiona este bache deportivo un jugador tan ambicioso? (Solo una victoria en 2020)

Yo creo que el equipo lo está viviendo de manera tranquila. Al final tenemos un buen margen respecto al descenso, que es el objetivo primordial. Y luego por otra parte con esa rabia porque al final ves que te encuentras un poquito en tierra de nadie. Obviamente quedan muchísimos puntos y puede pasar cualquier cosa. Pero me da especialmente rabia el pasar épocas malas porque los equipos de arriba no las pasan. Ahora estamos en una situación todavía ilusionante y si nos centramos en el partido del sábado y lo ganamos podremos ver las cosas de otra manera. Parece que cuando ganas un partido ya aspiras a todo y de repente pierdes otro y ya estás mirando abajo. Hay que buscar esa tranquilidad que en el fútbol muchas veces es muy difícil. Pero internamente estamos tranquilos. Tenemos los pies en el suelo y somos conscientes de que en el fútbol se gana y se pierde y sobre todo que hay que ser regulares para conseguir los objetivos.

"En LaLiga, Cuando el Madrid tiene algo de ventaja tiende a relajarse"

Si el día del Espanyol fue un punto de inflexión en la plantilla, en El Sadar se vio un equipo que quiso mostrar otra actitud pese al resultado final.

Creo que en el nivel de competencia que hay en LaLiga, muchas veces el equipo no ha puesto el 100% de intensidad que requiere y creo que cuando no igualas eso es muy difícil ganar. Aún así, nosotros hemos sido capaces de ganar muchos partidos así e internamente pensamos que si somos capaces de igualar la intensidad que ponen otros equipos vamos a ser superiores a muchos. Porque pienso que en cuanto a calidad y técnicamente somos un equipo muy buen equipo en LaLiga. Yo creo que ese día (en El Sadar) el equipo hizo un partido muy serio que se nos fue al final por detalles. Pero creo que es el camino a seguir a pesar del resultado. Muchas veces tratamos de inhibirnos del resultado y centrarnos un poco más en lo que ocurre en los 90 minutos que en situaciones específicas como son los goles. Creo que la actitud que mostramos ese día es el camino a seguir y a partir de ahí sacar nuestra calidad. Ese día no pudimos hacerlo porque también es un campo difícil y ellos ponen mucha intensidad, pero estoy seguro que antes o después saldrá.

¿Por dónde pasa el crecimiento del Levante? Porque una vez asumido el objetivo de la permanencia parece que el siguiente es Europa.

Yo pienso que es así, el asentarse en la tabla. Crecer en base al objetivo primordial que es la salvación. Crecer como equipo y si hay alguna opción, soñar. Creo que el Levante solo se ha metido una vez en competiciones europeas y marcarnos ese objetivo sería demasiado ambicioso. Volveríamos a hacer historia. Tenemos los pies en el suelo y creo que lo cierto es que el equipo tiene que crecer en base a asentarse en la tabla, conseguir la salvación con cierto margen y sobre todo en cada partido ir encontrándose e ir subiendo el nivel. Y una vez que te has asentado en la tabla, ver cuáles son tus opciones, cuántos partidos quedan, codearte con los de arriba que es muy bonito y ese sería el camino que deberíamos seguir.

¿Qué espera del partido de mañana?

Espero un poco el ambiente que se vivió el día del Barça. Sobre todo porque significaría prácticamente una victoria si la gente está tan contenta. Pero al final es un partido muy complicado. Ellos defensivamente están muy bien, tienen muchas armas ofensivas y tenemos que hacer un partido prácticamente perfecto. Yo creo que tenemos muchas armas ofensivas y hay que exprimirlas, porque al final no puedes plantear un partido a mantener la portería a cero contra un equipo como el Madrid. Creo que tenemos que ser ofensivos, ambiciosos, atacar, intentar marcar goles y sobre todo defensivamente estar muy fuertes. No se les puende dejar espacios.

¿Y personalmente cómo vive usted esta semana?

Vienen amigos, familares… y al final creo que es una semana un poco especial para mí. He estado toda mi vida ahí, mis padres y mis amigos siguen yendo al Bernabéu. Pero lo aguardo con mucha ambición, con muchas ganas de que llegue, de enfrentarme al equipo donde he estado tanto tiempo y ojalá todo salga bien y seamos capaces de ganar los tres puntos. Que a pesar de que son tres puntos que no gana el Madrid, lo deseo con todas mis ganas.