EIBAR-REAL SOCIEDAD

La nueva fecha del Eibar-Real apunta tras la semifinal de Copa

Esta semana no se puede jugar porque hasta el jueves no se conocerán datos de la nueva medición de la calidad del aire en Eibar. La siguiente semana es complicado al jugar la Real en viernes. La primera fecha posible es el 10-11 de marzo.

La nueva fecha del Eibar-Real apunta tras la semifinal de Copa
VINCENT WEST REUTERS

El derbi gipuzkoano entre el Eibar y la Real Sociedad, que debía haberse disputado este domingo en Ipurua, apunta a disputarse a partir del 9 de marzo, con el martes 10 de marzo y el miércoles 11 de marzo como primeras fechas posibles para que pueda disputarse. Hay que recordar que ese partido se suspendió por parte del Comité de Competición, siguiendo las recomendaciones del Servicio de Salud del Gobierno Vasco, por culpa de la mala calidad del aire por el incendio del vertedero de Zaldibar. El Gobierno Vasco recomendó no practicar deporte al aire libre este fin de semana en Ermua, Zaldibar y Eibar al detectar un nivel alto de dioxinas en el aire.

El asunto tiene muy enfadada a la población de Eibar, por la tardanza en llegar las medidas preventivas del Gobierno Vasco, pero la realidad es que las mediciones del servicio de salud tardan cinco días en ser analizadas en el CSIC. Y esa es la razón por la que el partido no se podrá disputar este martes, algo que era la intención inicial de ambos clubes en caso de se suspendiera, como así sucedió finalmente. El Eibar buscó todas las vías posibles para jugar el partido, mientras que la Real simplemente esperó acontecimientos, dispuesto a acatar la decisión que se tomara. La idea de jugar el martes gustaba porque así no suponía tratocar ningún calendario, tampoco el tema de la devolución del precio de las entradas y porque no era ningún problema para ninguno de los dos clubes. Pero la calidad del aire no se sabe si ha cambiado para el martes, debido a que los siguientes datos de medición llegarán el jueves. Esto quiere decir que esta semana está descsrtado que se juegue este derbi gipuzkoano.

Ambos clubes tienen ahora hasta el martes a las 14.00 horas para ponerse de acuerdo a la hora de poner una nueva fecha para el partido. Es el plazo que le ha dado el Comité de Competición, y en caso de que no se pongan de acuerdo LaLiga entrará de oficio y asignará una fecha que considere oportuna, ya sin el consentimiento de Real y Eibar. El acuerdo no parece ser complicado, siempre y cuando el Eibar acepte jugar después de la semifinal de Copa que jugará la Real en Miranda. Porque antes parece imposible. La semana del 24 de febrero, la Real juega en viernes (28 febrero), así que es complicado que se dispute entre semana. Y después llega la semifinal de Copa de la Real en Miranda (4 marzo). Esto significa que hasta después del partido de los donostiarras en Anduva no se podría jugar. Y la primera fecha para poder hacerlo es el 10-11 de marzo.

Las entradas, válidas

Las entradas compradas para el partido serán válidas para asistir al derbi el día en que finalmente se dispute, según ha confirmado el Eibar. Los aficionados que dispongan de una entrada y hayan decidido no acudir al encuentro en la nueva fecha, pueden ejercer su derecho a la devolución del importe de las mismas desde ayer lunes. Cuando se dé a conocer la fecha y hora del derbi, quienes tengan una localidad y no puedan asistir, seguirán teniendo la opción de que se les devuelva el dinero.

Quienes quieran devolver su entrada, deben dirigirse al club azulgrana por una de las siguientes vías, por correo electrónico (socios@sdeibar.com); llamando al teléfono 943 20 18 31; ó de forma presencial en las oficinas del club en Ipurua (espacio Orsaixan), de lunes a viernes de 9.30 a 13.30 horas, y de 15.30 a 19 horas (los viernes de 9.30 a 13.30 horas).

Por otra parte, el Eibar se pondrá en contacto con los 203 socios que liberaron sus asientos para este partido, todos los cuales fueron vendidos. A estos abonados se les ofrecerá la disponibilidad de disponer de una localidad entre las que queden disponibles. Estos socios sólo podrán ocupar su asiento en el caso de que la persona que lo adquirió para el partido que iba a disputarse el domingo decida devolver la entrada.