ESPANYOL

Abelardo construye un Espanyol que es al fin ganador

Con el asturiano, el Espanyol ha ido ganando 157 minutos, mientras que con Gallego solo ganó durante 52 minutos y con Machín fue de 151.

Abelardo Fernández.
JOAN MB

La llegada de Abelardo al banquillo del Espanyol ha traído la confianza y el optimismo. Con él, el equipo perico carbura, obtiene resultados en LaLiga (ha sumado ocho de 15 posibles) y sueña con la permanencia. Y es que el técnico asturiano ha logrado hacer que este Espanyol sea, al final, un bloque ganador. Los números así lo constatan porque desde que se ha hecho cargo del conjunto blanquiazul, ha sumado 157 minutos estando por delante en el marcador y únicamente 125’ perdiendo. En total, tiene un +32’.

Abelardo se estrenó el 4 de enero ante el Barcelona (2-2) y ya desde entonces dotó a su equipo de solidez defensiva y Raúl de Tomás le está dando mucho aire en ataque. Su única derrota en Liga llegó ante el Granada (2-1), pero uno de los aspectos positivos es que el Espanyol ha marcado en los cinco encuentros con Abelardo. Y ello le ha servido para ser un equipo ganador porque en tan solo tres partidos ha ido algunos minutos por detrás en el marcador. Estuvo cayendo 29 minutos ante el Barcelona, 52’ contra el Athletic y 44’ en Granada. Y este último fue la única vez que no lograron empatar el duelo. El españolismo confía en la permanencia y es que el momento actual es bueno y las sensaciones, también.

Los números hacen del Espanyol de Abelardo un equipo fiable y se ha dejado atrás el mal hacer del inicio de curso. Las comparaciones, en ocasiones, son odiosas, pero es que los datos que se obtuvieron con David Gallego y Pablo Machín eran insostenibles y de ahí que los pericos se asentaran peligrosamente en el descenso. Gallego fue el primer técnico de este curso y su único triunfo en las ocho jornadas disputadas adquiere un matiz de milagro porque tan solo logró estar por delante en el marcador en 59 minutos en Liga. Por el contrario, estuvo un total de 332’ perdiendo. Una victoria, dos empates y cinco derrotas ligueras acabaron con él y se pensó en Machín como revulsivo. Pero hizo aguas. Con él, es cierto que se estuvo por delante en 151 minutos durante sus diez encuentros de Liga, pero fue a remolque en 452’.

Con Abelardo hay esperanza. Lo más importante es que está tratando de hacer olvidar las rachas de Gallego y Machín. Entre estos dos estuvieron 210’ ganando (784’ perdiendo). Abelardo ya lleva 157’ con su Espanyol mandando. Este equipo sí es ganador, como está demostrando en el todos los encuentros jugados.