MANCHESTER CITY

La sanción de la UEFA pone a Guardiola a tiro de la Juve

Guardiola termina contrato en 2021 y, aunque aseguró que quería seguir en el club inglés, el castigo de la UEFA podría cambiar sus planes. La Juve lleva tiempo queriéndole.

La increíble sanción que la UEFA le impuso al Manchester City ha sido recibida en Italia con sorpresa y, en algún caso, con enorme ilusión, como es el caso de los tifosi de la Juventus, cuya mayoría nunca recibió con especial entusiasmo la llegada de Maurizio Sarri, tanto por su pasado en el Nápoles como por su curriculum (su único titulo es la Europa League que levantó en el curso pasado con el Chelsea). 

El sueño de los bianconeri siempre tuvo el mismo nombre y apellido: Pep Guardiola. El ex del Barça ya sonó, y muchísimo, durante el pasado verano tras la noticia de que Allegri no continuaba como entrenador del equipo turinés.

La entidad de los Agnelli sí que intentó la llegada del entrenador catalán, pero en 2019 era imposible que Guardiola abandonara el City. Las partes terminaron con un ‘hasta pronto’ que podría concretarse este verano en la llegada de Pep a la liga italiana.

Guardiola termina contrato en 2021. Recientemente aseguró que quería continuar en el equipo inglés, pero la prohibición de participar en la máxima competición continental podría cambiar sus planes. Hasta ahora, los contactos del City para intentar alargar la vinculación del español no han tenido éxito, en lo que podría ser una clara señal de que el técnico tiene en su mente nuevos retos deportivos. Pep tiene una relación especial con Italia tras su etapa en el Brescia en su época de jugador y nunca ha ocultado que le gustaría probar suerte como entrenador en Italia. Esta etapa en Brescia permite que se cumpla uno de los requisitos básicos que exige Guardiola cuando coge las riendas de un club: conocer el idioma. Después de ganar títulos en España, Alemania e Inglaterra este cambio supondría un nuevo desafío para él en su carrera.

Aunque la Juve asegura lo contrario, ahora mismo la posición de Sarri es menos sólida que nunca. En los últimos cuatro partidos tiene un balance de una victoria, dos derrotas y el polémico empate de este jueves ante el Milán en Copa. Además, perder la Supercopa frente a la Lazio ya había debilitado la imagen del entrenador toscano, que podría terminar su aventura bianconera en los próximos meses. Obviamente todo dependerá de los resultados en las tres competiciones, pero la elección de Sarri siempre fue con la intención de comenzar a implementar un método similar al que utiliza Guardiola, con la idea de que en algún momento sea el técnico español quien coja las riendas de la Juventus...