REAL ZARAGOZA

Burgui ya está en Zaragoza

El extremo se despidió ayer de sus compañeros del Alavés y a continuación puso rumbo a la capital aragonesa para pasar el reconocimiento médico.

Burgui ya está en Zaragoza
PAULINIO ORIBE

El extremo derecha Jorge Franco Alviz, ‘Burgui’ (Burguillos del Cerro, Badajoz, 1993) cierra definitivamente la plantilla del Real Zaragoza, una vez que el tribunal médico de la Federación Española de Fútbol y la propia Liga de Fútbol Profesional hayan autorizado al club aragonés el fichaje de un nuevo futbolista para suplir a Javi Ros, operado hace una semana de la rotura del menisco externo de su rodilla derecha, por su lesión de larga duración.

Burgui se despidió en la mañana de ayer de sus compañeros en el Alavés y se desplazó de inmediato a Zaragoza para someterse al preceptivo reconocimiento médico y para firmar su contrato de cesión hasta el próximo 30 de junio, si bien el Real Zaragoza dispone de una opción de compra obligatoria en el caso de lograr el ascenso a Primera División. El jugador se entrenará ya hoy a las órdenes de Víctor Fernández e, incluso, podría entrar en la convocatoria para el partido del sábado por la noche en el Martínez Valero.

A Javi Ros se le habían diagnosticado cinco meses de baja y el Zaragoza envió a la Federación Española y LaLiga el pasado viernes toda la documentación clínica sobre su intervención quirúrgica de cara a obtener el permiso necesario para incorporar a un nuevo jugador, en este caso el futbolista específico de banda que Víctor Fernández venía reclamando y que el club no pudo fichar en el pasado mercado invernal.

El Zaragoza ya intentó la cesión de Burgui, de 26 años, en los últimos días del pasado mercado invernal, pero el jugador se negó entonces a abandonar Mendizorroza. Dos semanas después, la intervención directa de Víctor Fernández ha sido decisiva para convencerle.

Jorge Franco Alviz, 'Burgui’, un extremo veloz y con desborde, llegó en 2012 al Real Madrid C y fue posteriormente cedido al Espanyol y al Sporting de Gijón, antes de ser traspasado en el verano de 2017 al Alavés por 2,9 millones de euros. Firmó por cuatro temporadas en el club vitoriano, donde su presencia ha ido de más a menos hasta desaparecer por completo de las alineaciones.