LYON

Tony Parker entra en el Lyon

Aulas, presidente del club, confirmó que el mítico jugador francés, ahora propietario del Asvel de Euroliga, formará parte de la junta directiva del grupo.

Tony Parker entra en el Lyon.
THOMAS SAMSON AFP

Tony Parker sigue dando pasos en el mundo empresarial asociado al deporte. El mítico exjugador de baloncesto francés es presidente y propietario del Asvel y, ahora, va a entrar en la junta directiva de OL Group, la sociedad que controla el Olympique de Lyon. Así pues, no se conforma con liderar el proyecto de una entidad del deporte con el que se convirtió en leyenda, sino que, además, aspira a, en un futuro, también 'gobernar' un club de fútbol o, al menos, ser responsable de la expansión de la marca.

Jean-Michel Aulas, presidente actual del Lyon, confirmó cómo es el acuerdo entre Parker y su club: "Nos aseguramos de dejarle espacio en los próximos meses en la junta directiva del OL Group. Tomamos esta decisión en la junta este martes. Primero, hay una asociación con Tony Parker del lado del baloncesto. Después, una convergencia de visiones sobre lo que deberían ser dos clubes de alto nivel en términos de organización, preparación e inversión de capital".

Así pues, parece que Lyon y Asvel se agruparán bajo una misma entidad, guardándose Parker un importante protagonismo en las decisiones. De hecho, Aulas habló de su figura como mucho más que un gestor baloncestístico: "Tony ha integrado, junto a nosotros, capital en Seattle (Reign, un equipo de fútbol femenino). En nuestra asociación, hay también una gran parte del desarrollo internacional en China y Estados Unidos, que será realizado por Parker. Se convierte en más que un embajador de la marca OL, es un verdadero socio".

Una vez expuestas las condiciones del nuevo acuerdo, Aulas fue preguntado por la posibilidad de que Parker acabe siendo el máximo mandatario. "Seguramente tiene el perfil. Pero para ser presidente de un grupo como OL, con más de 300M€ de facturación, todos los accionistas mayoritarios deben llamarlo. No es como nombrar a un director general. Hay una dimensión económica allí", explicó sin descartar en ningún momento al exbaloncestista francés para el cargo.