TEATRO Y FÚTBOL

El mito del ‘Trinche’ vuelve a subirse al Teatro del Barrio

La obra sobre ‘el mejor futbolista del mundo’, en Madrid hasta el 16 de febrero. “Pudo ser mejor que Maradona, pero no quiso”, dice el actor que le interpreta.

Los actores Claudio Garófalo y Lucas Ranzani, intérpretes de 'El Trinche'.

"El juego es una manera de ser”. Se escucha esa frase, sube la luz, dos hombres aparecen en escena. Comienza El Trinche, el mejor futbolista del mundo, la obra de teatro alrededor de Tomás Felipe Carlovich, ese Trinche que es leyenda a pesar de jugar casi siempre en la B, Central Córdoba, rechazar, incluso, a la albiceleste. O eso dicen, porque del Trinche queda más lo oral, los recuerdos de quienes lo vieron. Poco más. Apenas se guardan fotografías suyas, vídeos, apenas nada.

Pero el Trinche, convertido en teatro por el dramaturgo Jorge Eines, regresa al corazón de Lavapies, al Teatro del Barrio (Zurita, 20), después de más de 100 representaciones a lo largo del mundo, interpretado por Claudio Garofalo, acompañado por otro actor, Lucas Ranzani, en la piel de un periodista que busca hacerle un homenaje y en realidad es muchos a la vez. Diez noches, hasta el 16 de febrero, 70’ de una conversación que parte del fútbol para abrazar todo. La vida, los demonios. El origen de todo es curioso: un Informe Robinson. Ese alrededor de la figura del Trinche del periodista Raúl Román, el realizador Edgar Delgado y el cámara Adolpho Cañadas emitido en 2011.

La leyenda del Trinche

Jorge Eines lo vio, escribió un monólogo que creció hasta obra de teatro, con José Ramón Fernández como coautor. “El Trinche pudo ser mejor que Maradona pero no quiso”, aduce Garofalo. Prefirió quedarse cerca de su casa, de sus amigos, del barrio, porque le gustaba pescar, aunque hubo quien lo llamó de otra manera: poca ambición, problemas de alcohol. “Yo jugaba para ganar, para no morirme”, aduce su personaje en la obra. Quienes lo vieron jugar no olvidan aquel partido de preparación para el Mundial de Alemania 1974 en el que Argentina jugó un amistoso ante un combinado de jugadores de Rosario, el Trinche entre ellos, lo llaman “el más grande”.

Entre pilas de periódicos y libros, entre citas de Sastre, Nietzsche o Spinoza y recuerdos de Pelé y Maradona transita la obra. Filosófica, lúcida, emotiva. Cada noche, cuando apaga sus focos se redondea con un debate cultural con actores, directores. El día del estreno estuvo Ángel Cappa. Y fue meridiano: “Es una maravilla. Y su mensaje, hoy, más necesario que nunca”. Como la figura del Trinche.