RAYO

Mario Suárez contesta a la RFEF por la sanción al Rayo: "Espero el mismo rasero para todos"

El futbolista del equipo de Jémez clamó contra la resolución de la Federación, que acuerda el cierre parcial del Estadio de Vallecas durante dos jornadas.

Mario Suárez, en el partido de Copa ante el Villarreal.
Joaquin Corchero / AFP7 / Europa Joaquin Corchero / AFP7 / Europa

Mario Suárez ha sido una de las primeras voces autorizadas dentro del rayismo en manifestar su opinión a la resolución adoptada por el Comité de Apelación, que condena al Rayo Vallecano a clausurar parcialmente su estadio durante las jornadas 29 y 31 (frente a Elche y Huesca) de LaLiga SmartBank por los cánticos proferidos a Zozulia. Además, el club deberá abonar 18.000 de multa por lo ocurrido.

"Espero que se mida con el mismo rasero en todos los estadios de España. Si no, algo no se estará haciendo bien", escribe enfadado el centrocampista en su cuenta de Twitter, añadiendo el hastagh #Increíble y respondiendo directamente a la publicación de la Federación en la que se exponía la sanción a la que tendrá que hacer frente su entidad. De este modo, reclama que otros episodios, como los gritos racistas a Iñaki Williams en Cornellá, sean castigados del mismo modo.

También se ha confirmado que la segunda mitad de aquel polémico Rayo-Albacete se dispute a puerta cerrada, después de que el colegiado expusiera en el acta lo sucedido entre la afición y Zozulia y por la exhibición de pancartas catalogando al delantero rival como persona afín a ideologías fascistas.

En su día, el Rayo mostró su inconformidad por la decisión del colegiado y presentó un recurso ante el Comité de Apelación para evitar el cierre parcial del fondo impuesto por Competición. Así, logró que su estadio se pudiese llenar tras obtener la cautelar. Ahora, el órgano competente ha impuesto su veredicto y, desde luego, no es favorable al club dirigido por Raúl Martín Presa. El primero en reaccionar ha sido Mario Suárez y se espera que otros miembros de la entidad defiendan su postura.