CELTA

Okay Yokuslu lo juega todo desde la visita de su agente

El pivote rompió ayer su silencio y en su primera rueda de prensa en castellano apuntó a que su cambio de rol en el equipo se debió a una charla mantenida con Óscar García.

El turco Okay Yokuslu se dispone a golpear el balón durante un entrenamiento del Celta esta temporada.
Diario As

A principios de diciembre la temporada de Okay Yokuslu vivió un punto de inflexión. Su agente visitó al futbolista y al club en Vigo. Aunque el mediocentro llevaba un mes y medio sin tener minutos, su representante abandonó la ciudad olívica asegurando a AS que esa semana iba a ser titular ante el Leganés. Dicho y hecho. Desde entonces el turco no se ha perdido un minuto en LaLiga y vuelve a ser el líder del centro del campo celeste.

El pivote rompió ayer su silencio y en su primera rueda de prensa en castellano apuntó a que su cambio de rol en el equipo se debió a una charla mantenida con Óscar García: "El entrenador me dijo cómo tenía que trabajar".

Este domingo Okay volverá a ser titular contra el Sevilla y el otomano desveló que podría cambiar de compañero en la medular. En la sesión de ayer formó pareja con Filip Bradaric: "Ha sido la primera vez que jugamos juntos y nos ha ido muy bien". El sacrificado por el debut del croata sería Fran Beltrán.

Mejoría. "En los últimos dos partidos he estado mucho mejor", reconoce el turco, que ante el Eibar y el Valencia cuajó dos sensacionales actuaciones. Pese a la mala racha céltica, Okay también está satisfecho con el rendimiento del equipo: "En las últimas semanas hemos jugado muy bien. Solo nos falta hacer goles".

"No soy político, solo quiero hablar de fútbol"

Durante su primera campaña en Vigo el centrocampista de 25 años solo fue noticia por motivos futbolísticos, a diferencia de su compatriota Emre Mor. Sin embargo, el pasado otoño dos episodios extradeportivos lo situaron en el ojo del huracán. A la conclusión del partido disputado con Turquía en París, Okay y sus compañeros realizaron un saludo militar en señal de apoyo a los bombardeos efectuados por su país sobre territorio kurdo en el norte de Siria. "No soy político, solo quiero hablar de fútbol. Eso está pasado", se limitó ayer a responder el mediocentro cuando se le recordó esa polémica. El otomano también tuvo que enfrentarse a la pregunta de por qué habían desaparecido de sus redes sociales sus fotos con el Celta durante las semanas que no disfrutó de minutos en LaLiga: "Fue una reacción después de un partido, una reacción personal. Nunca dejé de trabajar. Hubo ofertas, aunque no eran oficiales. Yo dije que no. Aquí estoy contento".