REAL MADRID - REAL SOCIEDAD

Le dejó muy claro al Bernabéu que tiene un don gigante: el gol de Odegaard tirando dos caños

El noruego marcó y no celebró el primer gol del encuentro al aprovechar un rechace que coló entre las piernas de Militao y de Areola.