FUENLABRADA

La falta de puntería lastra al equipo del Fernando Torres

Los azulones sólo han anotado un gol en LaLiga SmartBank en lo que va de 2020. Los fichajes de Caye y Sekou podrían cambiar la dinámica.

La falta de puntería lastra al equipo del Fernando Torres
JESUS ALVAREZ ORIHUELA DIARIO AS

El gol es la suerte más complicada del fútbol. Bien lo sabe un Fuenlabrada que, pese a llegar a la portería rival con cierta asiduidad, no consigue traducir esas ocasiones en goles. Ésto está lastrando a los azulones en este comienzo de año donde no han conseguido una victoria (tres empates y dos derrotas).

El equipo del Fernando Torres sólo ha anotado un gol en lo que va de 2020 (14 de enero ante el Albacete). Desde ahí, el equipo ha encadenado tres partidos sin sumar un tanto a su casillero. Los datos de remate son los siguientes: ante Las Palmas (siete remates, ninguno a portería), ante el Albacete (ocho remates, dos a portería), ante el Málaga (13 remates, uno a portería), ante el Sporting (16 remates, tres a portería) y ante el Girona (ocho remates, cuatro a portería). Estas cifras evidencian que los azulones crean ocasiones, pero es a la hora de rematar las jugadas donde reside el problema de los fuenlabreños.

La falta de puntería es la principal causa de esta mala racha goleadora. Algo obvio viendo los datos. Sin embargo, tampoco hay que olvidar las grandes actuaciones de Tomeu Nadal, cancerbero del Albacete, o Asier Riesgo, del Girona. En la retina de la parroquia azulona recuerdan los dos paradas salvadoras de Riesgo a Caye Quintana.

La dirección deportiva del club ya realizó su labor en el mercado invernal con los fichajes de los delanteros Caye Quintana y Sekou Gassama. El onubense, quién no disfrutó de muchos minutos en el Cádiz, explotó el año pasado en el Recreativo de Huelva con 16 goles en 35 partidos. Por la vía Sekou, el equipo del sur de Madrid se adelantó a Rayo y otros para hacerse con el ariete. El senegalés tuvo un gran inicio del año con el Almería anotando cinco goles en los seis primeros partidos.