BARCELONA

Nervios a flor de piel en el vestuario del Barça

Un incidente protagonizado entre dos pesos pesados durante la sesión del pasado martes evidencia algunos problemas internos en la caseta azulgrana.

Aunque el Barça quiera vender tranquilidad de puertas hacia fuera, son días convulsos en el vestuario. La destitución de Valverde y los volantazos del club para encontrar sustituto, junto a los líos de fichajes de futbolistas desconocidos y bajas de jugadores de casa en el mercado de invierno, unido a la pérdida del liderato tras la derrota contra el Valencia en Mestalla, ha dejado un poso de incertidumbre y desconcierto dentro del grupo.

Sorprendió mucho que este domingo, y por segundo partido consecutivo, el equipo dejase de hacer la famosa piña antes de los partidos que era espoleada por el ‘speaker’ del Camp Nou. En esa piña, los capitanes Messi y Piqué tomaban la palabra para arengar brevemente a sus compañeros. Preguntado Quique Setién por este hecho en la sala de prensa, el técnico cántabro aseguró que desconocía la existencia de este ritual. Pero existía.

Lo que no debe desconocer Setién fue el incidente que se vivió el pasado martes durante la sesión matinal entre dos pesos pesados del vestuario. Y es que, según pudo saber AS, durante un partidillo, casi al final del entrenamiento, los jugadores se encararon después de que uno intentase una frivolité que la 'víctima' no entendió muy bien. Hubo reproches y el asunto subió de tono. Los propios compañeros fueron los que pusieron orden y la cosa no fue mucho más allá entre dos de las vacas sagradas del vestuario del Barça.

Este incidente puntual, que en otro contexto se tomaría poco más que como un incidente liviano, toma cierta trascendencia por la situación errática en la que parece sumido el club desde que empezó el 2020. Y revela mar de fondo en el vestuario. La destitución de Valverde ha dejado un poso algo amargo. Algunos jugadores han sido señalados por bajarle el pulgar al Txingurri y eso ha generado ciertas tensiones entre ellos. Un capitán, Sergi Roberto sí llamó al Txingurri para hablar personalmente con él.