VILLARREAL

A contrarreloj y con Zaza como comodín

La dificultad de encontrar un futbolista cuya compra sea viable y garantice rendimiento, los amarillos ven con bueno ojos incoporar al italiano en calidad de cedido.

A contrarreloj y con Zaza como comodín
Nicolò Campo LightRocket via Getty Images

El Villarreal CF viene negociando desde hace unas semanas poder cerrar un refuerzo para su ataque, algo que no le está siendo nada fácil. El equipo castellonense contaba con la primera opción de repescar a Cedric Bakambu, ya que el jugador congoleño quería regresar a Europa y sobre todo al Villarreal. Pero el Beijing Guoan truncó esa posibilidad y esa ilusión, ya que el equipo chino quiere recuperar los 40 millones más impuestos, que pagó hace solo dos años.

Al Villarreal le salían las cuentas con Bakambu, ya que ambas partes habían decidido hacer un sobresfuerzo para llegar a un acuerdo; pero el Beijing Guoan no ha aceotado rebajas, lo que hace que al Villarreal no le salgan las cuentas en esta operación.

Tras Bakambu se valoraron otras opciones de compra, pero lo reducido del mercado y la negativa de los equipos para deshacerse de sus mejores jugadores, ponía casi imposible la opción de un refuerzo a largo plazo. En ese capítulo sonaban nombres como los de Paco Alcácer, Lucas Pérez o Mariano, todos ellos descartados casi a las primeras de cambio. Por lo que al Villarreal le quedaba la opción de una cesión, y si es posible sin una obligación que te hipoteque.

El Villarreal sigue forzando el mercado, contando con varios frentes abiertos, pero las cosas no están nada fáciles. Por ello, de no haber un cambio radical, la opción sería posponer el esfuerzo económico para este verano, y centrarse en una cesión. Y en esa situación el Villarreal cuenta con un comodín en la mesa, y ese es el del delantero italiano Simone Zaza. A su favor tiene que la operación se ajusta a lo que se busca, ya que sería una cesión y sin obligación de compra  (es lo que se negociaría con el Torino), a lo que se suma poder hacer frente a su ficha.

Y en lo deportivo, juegan a su favor sus ganas de venir, su fácil adaptación y el que es el perfil que se busca. Zaza llegaría con una opción de regresar a la Liga, con la posibilidad de quedarse de dar un buen rendimiento, lo que parece el jugador aceptaría. Mientras que el Villarreal tendría a un jugador que refuerza la delantera, no estaría obligado a una continuidad de no dar rendimiento, y de estar bien, ya tendría lo que buscaba de cara al año que viene.