CULTURAL 2 - ATLÉTICO 1

El petardazo copero abre una crisis y un debate táctico en el Atleti del Cholo

La eliminación del Atlético reabre el debate sobre el sistema de Simeone. Tiene mimbres para pasar del 1-4-4-2 al 1-4-3-3 y, sobre todo, debe perfeccionar las transiciones y la fase ofensiva.

Arrancó el Atlético con un boceto de 1-4-3-3, dispuesto por Adán; Arias, Felipe, Hermoso, Manu Sánchez; Herrera, Llorente, Saúl; Correa, Joao Félix y Vitolo. Los primeros 20 minutos fueron prometedores con un equipo rojiblanco que llevaba la iniciativa, que buscaba superar el repliegue intensivo de la Cultural moviendo el balón con velocidad, buscando a Joao Félix por dentro y con Correa y Vitolo creando espacios para la incorporación de los laterales Arias y Manu, y realizando desmarques de apoyo hacia adelante. Las veces que combinaron Joao, Vitolo y Correa revelaron que, si se trabaja la fase defensiva y se apuntala ese 1-4-3-3, el Atlético cuenta con calidad para realizar un fútbol combinativo y vertical y someter al rival con la clase de sus jugadores. Cuando se encontraron Vitolo y João Félix, que demostró gran visión de juego cuando ‘mediapunteó’, y el Atlético creo las ocasiones de gol que tuvo.

En la transición defensiva el dibujo se convertía en 1-4-4-2 yendo Correa a banda derecha, pero cuando mayor éxito tuvo en la recuperación de la pelota fue cuando realizó presión tras pérdida con el tridente de arriba apretando a la defensa rival y con Llorente sacando a los centrales a presionar al círculo central. A partir del minuto 20 llegaron demasiadas imprecisiones en el pase que pueden revelar falta de tareas adaptadas al modelo de juego.

En el minuto 30 Simeone empezó a mover a Saúl y le mandó a la banda derecha y a Vitolo a la banda izquierda, volviendo a su habitual 1-4-4-2 en banda derecha y a Vitolo en la izquierda, dejando a Correa con Joao Félix arriba. El último cuarto de hora del primer tiempo el equipo reculó más voluntariamente que porque le sometiera la Cultural.

La solución que buscó Simeone en el descanso fue sustituir a Thomas por Herrera. Al mexicano se le nota que juega cohibido, como con el freno de mano echado a la hora de crear. Thomas se puso en el medio y Llorente se colocó de interior derecho mostrándose una sociedad a tener en cuenta. Joao Félix filtraba balones y así dejó solo de nuevo a Vitolo que no definió bien. En el minuto 59 se produjo el debut de Saponjic (¡es incomprensible que no hubiera jugando antes ni un rato!) en partido oficial con el Atlético y un minuto después llegó el 0-1 tras una asistencia genial de Joao Félix. El equipo volvió al 1-4-4-2 con Adán; Arias, Felipe, Hermoso, Manu; Correa, Llorente, Thomas, Saúl; Joao Félix y Saponjic.

El Atlético no pudo contener el arreón final de la Cultu, que acabó empatando y llevando el partido a la prórroga gracias a cuatro paradones de su portero Giffard, dos a Saponjic, otro a Felipe y otro a Thomas. Al inicio la prórroga el Atlético dio la sensación de estar mejor físicamente. Fue un espejismo. El Cholo metió los dos últimos cambios (Camello por Marcos Llorente en el minuto 98 y Riquelme por Correa en el 101) quedando el equipo así: Adán; Arias, Felipe, Hermoso, Manu; Riquelme, Thomas, Saúl, Joao Félix; Saponjic y Camello. La Cultural resucitó en la segunda parte de la prórroga y marcó el 2-1 que supuso la eliminación del Atleti de Copa. El Cholo intentó ganar el partido desde la pizarra, pero la Cultural Leonesa le ganó con sus mismas armas: intensidad, agresividad y contraataques. Y deja abierto el debate de que Simeone debe cambiar y perfeccionar su modelo de juego y su sistema.