PREOLÍMPICO

La Vinotinto sueña con los Juegos 40 años después

Venezuela arranca su camino en el Preolímpico con la ilusión de estar en Tokio 2020 en lo que sería la segunda participación de su historia y 40 años después de la primera.

La Vinotinto sueña con los Juegos 40 años después

El fútbol venezolano sigue creciendo. Año a año, competición a competición, las selecciones van dejando su marca. El camino es claro: trabajo desde las inferiores para escalar en la mayor y cumplir los sueños de los hinchas, que están entregados a su equipo. El sueño más importante es el de estar en el Mundial de Qatar en 2022. Sin embargo, la cabeza de la FVF está ahora puesta en el Preolímpico.

La ilusión de estar en los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo mes de julio es imparable. Dirigencia, cuerpo técnico y jugadores son conscientes de la importancia que tendría para la generación Sub-23 estar en la cita olímpica. El torneo de fútbol ha ganado en nivel en las última ediciones y sería un gran aprendizaje seguir creciendo jugando ante las mejores selecciones del mundo.

A esto hay que sumar la importancia de esta hornada para el objetivo de estar en Qatar 2022. A pesar de haber muchas ausencias, algunos de los futbolistas que juegan este Preolímpico podrían ser tenidos en cuenta para los primeros partidos de las eliminatorias, que se prolongarán hasta finales de 2021.

Si consigue la clasificación, sería la segunda vez en la historia que la Vinotinto participa en el torneo de fútbol de los Juegos. La última y única vez fue en Moscú 1980, hace ya 40 años. Entonces cayó en primera ronda. Jugó tres partidos ganando uno (a Zambia) y perdiendo los otros dos (ante la Unión Soviética y Cuba)

Soteldo, al rescate

La convocatoria de última hora de Yeferson Soteldo ha supuesto un golpe de optimismo muy importante para el grupo. Su llegada ha generado la sensación de tener algo de lo que gozan todas las selecciones: un jugador diferencial. Aunque es evidente que la baja de Brayan Palmezano por lesión es sensible, Yeferson ha revitalizado la ilusión.

Junto a él, Jan Hurtado y Cristian Cásseres lideran un equipo con muchas bajas pero con un estilo marcado, con el que puede complicar a cualquiera. Debuta ante Chile, que dejó buenas sensaciones en su victoria ante Ecuador, siguiente rival de la Vinotinto. Después jugará ante Colombia y cerrará la primera fase ante Argentina, una de las favoritas.