REAL MADRID

Vinicius remonta

El brasileño se beneficia de la nueva caída en desgracia de Bale y adelanta a Rodrygo. Contra el Sevilla fue una pesadilla para Koundé. Viene la Copa y le pide paso a Zidane.

En el ataque del Real Madrid sólo hay un puesto atornillado, el de Benzema, el resto vive en una permanente carrera de caballos y Vinicius ha remontado. Menos obsesionado con el gol y más centrado en el desborde y la imaginación, que es lo suyo, Vinicius aprovechó los 28 minutos finales que le dio Zidane contra el Sevilla para mostrar su repertorio de velocidad y regates con el que desfondó una y otra vez al lateral sevillista Koundé. Vini alegró el final del 2-1 blanco al Sevilla y se aprovecha de la caída en desgracia de Bale, que ni terminó de ver el espectáculo de su compañero brasileño porque se fue del Bernabéu en el minuto 82

Vinicius cotiza al alza aprovechando también que el Madrid se lo está tomando con calma en la recuperación de Hazard y que Rodrygo fluctúa. Está atravesando el muro del novato que sufrió precisamente Vinicius el curso pasado. Desde su volcánico hat-trick al Galatasaray, el pasado 6 de noviembre, Rodrygo sólo ha vuelto a marcar en el intrascendente 1-3 en Brujas, donde también destacó Vinicius. Y Vinicius está con un punto desatado. Encaró cuatro veces a los zagueros sevillistas y se fue de ellos en tres veces, aunque su pase al punto de penalti no encontró rematador.

El trampolín copero

El 25 madridista viene postulándose para tener minutos y lo hace justo ahora que se abre el abanico de oportunidades, con el arranque el próximo miércoles de la Copa del Rey para el Madrid en Salamanca. La Copa fue la palanca que impulsó el gran ascenso de Vinicius la temporada pasada. Lopetegui consideraba que le faltaba todavía "cocción" pero cuando Solari debutó en Melilla, el argentino sí contó con Vini. El joven brasileño (por entonces tenía 18 años) respondió ofreciendo su primera gran noche con dos asistencias en el 0-4 blanco en la ida de la primera ronda copera para el Madrid. Lo redondeó en la vuelta del Bernabéu (6-1) con otro pase de gol y el que fue su primer tanto como madridista. De aquella Copa a la actual, Vinicius tiene ahora otro trampolín copero.