LEGANÉS 0 - GETAFE 3

Aguirre avisa: "Aquí, el que se quiera marchar, se puede marchar..."

El técnico del Leganés analizó la derrota: "Dolió el cachetazo por el que te lo da. Si empieza a haber fisuras y de cosas que hacemos, mal vamos".

El Leganés no la ha visto venir.

Coincido que el primer tiempo fue un Leganés desconocido. No estuve bien. Quizá no elegí bien la forma de cómo preparar el partido. Intentamos luego componer, pero el 0-3 ya era una losa muy pesada.

¿Hasta qué punto ha condicionado la salida de En Nesyri?

Sería fácil escudarme en eso. Aquí el míster se equivocó de pleno. Soy el máximo culpable de la derrota. Ahora es dónde se ve el equipo. Ahora se ven las fortalezas. Veníamos mejorando. Pero ha sido la peor primera parte. Elegimos peor momento y peor rival. Nada más. Fueron superiores en todos. Asumo esta derrota como mía. Lo lamento profundamente por la gente que vino. Pero hay tiempo para devolverles lo que nos dieron hoy. Estamos ahí. Comprometidos. En la guerra. Hay que apelar al orgullo. Excusas ninguna. Aquí la cara la doy yo. Soy el responsable de esto. Asumo cualquier crítica.

¿Qué le dice a la afición?

Qué le vas a decir… que aguantaron bastante si se fueron en el 80’. La gente es cariñosa, apoyó hasta el final. Es normal que la gente se quiera marchar pronto a casa. El equipo está lastimado, pero no está derrotado en absoluto. Corregiremos. Hoy dimos un paso atrás, de acuerdo, pero hasta ahí. Tampoco nos vamos a tirar de orejas. Aquí, el que se quiera marchar, se puede marchar. Sólo necesito a once jugadores. Los chicos son orgullosos y están jodidos. No hay motivos para reír. Maquillamos la segunda parte con actitud. No fue un buen día…

¿Qué ha pasado hoy?

Nos descompusimos todo. Hablamos mucho del balón parado, y nos hicieron un gol a balón parado como niños. Nos faltó más trabajo. Lo intentamos… pero hay días que no te salen nada. Hay días que estás así. Fue la tormenta perfecta en la primera mitad. Lo difícil de digerir es que es el derbi, la gente… ahí es dónde hay doble derrota. Mala noche… mañana entrenaremos a la mañana y pensaremos en el Ebro. Tenemos ilusión por seguir compitiendo. Un equipo en descenso no se puede lamentar.

¿Qué les ha dicho al descanso?

Intentas cerrar la herida rápido. Eso era jugar con línea de cuatro. Parar la sangría. Nunca tuvimos la chance de un golito que nos animara. Por lo menos evitar la catástrofe. Eso es lo que hemos intentado. Tenemos armas. Porque veníamos bien en los últimos partidos. Pero la primera parte fue mala.

¿Qué habría cambiado y cómo está el vestuario?

Habría buscado alguna otra forma de juego. Ellos tienen mecanizados asuntos que quisimos ser protagonistas. El vestuario está mal… pero ya quieren que venga el Ebro, quieren entrenar… están vivos. Dolió el cachetazo por el que te lo da. La segunda parte fue más reconocible, con defectos.

¿Se puede aprender de algo hoy?

Por su puesto. De las derrotas se crece. Si no, estás mal. Si empieza a haber fisuras y de cosas que hacemos, mal vamos. Perdimos, sí. Reconocimos los errores, sí. Sacaremos conclusiones positivas seguramente. Si nos relajamos, con Copa y el Wanda luego, nos hacen un roto.

Le hemos visto encima de Arnáiz.

José tiene cosas muy buenas. Entrena muy bien y está mereciendo una oportunidad. Le dije que no cometiera infracciones porque le habían sacado amarilla. Lo entendió. Es un profesional.

Óscar volvió a estar sustituido.

No es la manera de jugar. Porque Óscar ha jugado con todos nuestros dibujos. Es un cambio porque es un momento en el que un compañero puede aportar algo distinto. Lo quito por buscar algún bien al equipo. Aquí el entrenador es el culpable… no busquemos si Tarín, si Óscar… cuando el equipo gana, ganan los jugadores y si pierden, pierdo yo.